Chiclana

El PP denuncia una deuda municipal a proveedores de casi 34 millones de euros

  • Asegura que estos impagos se han generado desde que el PSOE volviera al gobierno en 2008

El PP ha denunciado públicamente lo que ellos califican como "una alarmante situación de las cuentas municipales", asegurando que, según los datos que manejan, el Consistorio debe casi 34 millones de euros a proveedores.

Así lo han puesto de manifiesto tanto Ernesto Marín, en el Pleno celebrado el jueves, como Andrés Núñez, en una rueda de prensa ofrecida ayer, en la que detalló las cifras que, según los populares, "suponen una gravísimo problema para las arcas municipales". "Desde que el PSOE volviera al equipo de gobierno, tras la moción de censura en noviembre de 2008, ha generado un impago a proveedores que a día de hoy asciende a casi 34 millones de euros, una cantidad que supone un problema difícilmente solucionable para las cuentas públicas", ha denunciado Núñez, al tiempo que ha recordado que "al PP prácticamente se le quiso desterrar desde el PSOE achacándonos una deuda de tres millones de euros durante el tiempo que estuvimos en el gobierno, y ahora ni Román ni Moreno dan explicaciones sobre esta grave situación".

En el desglose de estas cifras, desde el PP se hace hincapié en que "estas deudas son exclusivamente de trabajos y servicios prestados entre 2009 y la actualidad, por lo que no pueden ser achacables a otros gobiernos anteriores". Según los populares, en 2009 se generó una deuda de 4.169.000 euros; en 2010 impagos por valor de 23.561.488 euros y en lo que va de 2011 un total de 5.177.289 euros. "Pese a que el Consistorio presenta esta delicada situación económica, Román sigue hablando de superávit en las cuentas municipales, algo comprensible si no se pagan las deudas que mantiene con los proveedores", continuó criticando Núñez, al tiempo que defendió que "no se puede hablar de superávit siendo el mayor moroso de Chiclana y generando una deuda de 75.000 euros diarios".

Desde el PP se calificó esta situación como "un agujero de difícil solución, ya que la deuda es equiparable a un tercio del Presupuesto municipal", exigiendo Núñez tanto una explicación por parte de Manuela Moreno, delegada de Hacienda, como la dimisión del propio alcalde, José María Román.

"El verdadero calado de este problema está en que afecta a numerosas pequeñas y medianas empresas de la ciudad que dependen de esto, algunas de las cuales han tenido que cerrar y aún no han cobrado la deuda que el Consistorio mantiene con ellas", argumentó Núñez, criticando además que "esta situación en nada beneficia la creación de empleo, sino todo lo contrario, con lo que ello supone para una ciudad como Chiclana".

Por su parte, durante la celebración del Pleno, el propio alcalde recordó a los populares que "tras su gobierno tuvimos que poner en marcha planes de estabilidad económica", manifestando además que "están previstos diversos ingresos que permitirán reducir considerablemente la deuda. Los números no son buenos, pero son mucho mejores que los de otros ayuntamientos, ya que, si bien a un particular le pueden sorprender estas cifras, se trata de números prudentes en el contexto del presupuesto de un Ayuntamiento". Román concluyó asegurando que "las cuentas municipales han arrojado números positivos en los últimos años, lo que permite que tengamos las mejores cuentas públicas de la provincia sin lugar a dudas".

Sobre estas valoraciones, Andrés Núñez manifestó ayer que "el PSOE dice que va a obtener ingresos para pagar, pero esos ingresos son préstamos que también hay que devolver, por lo que lo único que se hace es cambiar de acreedor y sumar los intereses". "Román se empeña en defender la estabilidad económica del Ayuntamiento, pero esa estabilidad tan sólo está en los papales, porque se inflan los ingresos que se prevén y que luego son imposibles de obtener", concluyó Núñez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios