Chiclana Natural Línea Verde ya supera el número de consultas con respecto a 2018

  • La aplicación ya ha registrado 1.209 incidencias en Chiclana Natural, la mayor parte sobre la limpieza viaria y contenedores

Entrada de las oficinas de la empresa municipal Chiclana Natural en la plaza de España.

Entrada de las oficinas de la empresa municipal Chiclana Natural en la plaza de España. / Sonia Ramos (Chiclana)

La aplicación para terminales móviles y ordenadores ‘Línea Verde’ se ha convertido en un verdadero aliado de la mayoría de ciudadanos de la localidad a la hora de trasladar a la administración las incidencias relacionadas con el agua y el medio ambiente. De hecho, las estadísticas sitúan el crecimiento del uso de la aplicación, disponible tanto para PC como para los sistemas android e iOS, en unos valores de récord desde que Chiclana Natural la pusiera a disposición de los ciudadanos.

En concreto, Línea Verde es una iniciativa de la empresa municipal Chiclana Natural para proporcionar un servicio de comunicación de incidencias y consultas medioambientales para las empresas y los ciudadanos del municipio. Así, mediante esta aplicación los usuarios pueden trasladar las incidencias a Chiclana Natural sobre asuntos relacionados con parques, jardines, mobiliario urbano, limpieza, contenedores, etc... De esta manera, Chiclana Natural se hace cargo de dichas incidencias para su reparación o mejoras.

En cuanto al balance del éxito de esta aplicación, en lo que va de año ya se han registrado un total de 1.209 incidencias, superando en 273 las constatadas en todo el año 2018. Se trata además el primer año en el que se superan las mil incidencias. Por tanto, a falta aún de un trimestre por contabilizar, el crecimiento anual ya se eleva al 29,17 por ciento.

El delegado municipal de Medio Ambiente, Roberto Palmero, ha explicado que “el uso de esta aplicación crece no por el hecho de que los ciudadanos puedan dar cuenta de cualquier incidencia que adviertan en las calles de la ciudad de forma anónima; sino porque ellos pueden ser testigos de que, al utilizarla, las incidencias no quedan en saco roto, sino que se obtiene un resultado en forma de resolución cuando es posible la misma. Este hecho ha calado poco al poco en los ciudadanos, de ahí que el boca a boca permita que su uso se siga extendiendo”.

Respecto a lo que dicen las estadísticas de 2019, las preocupaciones ciudadanas que acaparan la mayor parte de registros en las incidencias de Línea Verde son la limpieza viaria, con 407 (106 más que en 2018); las relativas a contenedores con 317 (con 187 partes más que en el año anterior) y los parques y jardines con 176 (en este caso, son 7 partes menos que el pasado año.

Por el contrario, la limpieza de playas, con 10 incidencias (tres menos que en 2018); las tapas de alcantarilla, con 15 (la mitad que el año pasado); y el mantenimiento de playas, con 17 (seis menos que en 2018) se consolidan como las tipologías menos preocupantes para los chiclaneros.

El resto de incidencias registradas, y su variación con respecto al año anterior, serían: alcantarillado, 65 (-37); agua, 48 (+5); desinsectación y desratización, 48 (+16); juegos infantiles, 41 (+1); papeleras, 37 (+10); y, por último, recogida de animales en la vía pública con 28 (+16). Los tiempos de resolución, en el caso de que la petición del usuario sea factible, se elevan a una media de seis días.

Para la resolución de las incidencias, Línea Verde las encauza al departamento adecuado, sin necesidad de que el usuario tenga que desplazarse personalmente a las oficinas de atención al cliente. De esta forma, se convierte en una herramienta de participación ciudadana anónima y gratuita, ya que ningún dato particular de quien realiza una incidencia queda registrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios