Chiclana

La Junta retoma la obra en el río y Marín vuelve a pedir un plan de seguridad

  • El regidor sostiene que el acuerdo para que se reanudaran los trabajos del nuevo puente para el tranvía pasaba por la presentación de dicho documento, algo que no se ha producido aún

Las obras de construcción de la nueva pasarela sobre el Iro, que debe servir para que el tren tranvía circule sobre el cauce de dicho río en paralelo al Puente Nuestra Señora de los Remedios, vuelven a ser objeto de polémica, ya que la Junta ha retomado los trabajos interrumpidos días después de dar comienzo, el pasado 12 de diciembre, una paralización que se debió a la oposición municipal a que dicha actuación se llevara a cabo en época de lluvias sin el pertinente plan de seguridad para evitar el riesgo de inundaciones.

De esta forma, tras la citada paralización de las obras, que se produjo el 16 de diciembre, Junta y Ayuntamiento llegaron al acuerdo de aplazar dichas actuaciones hasta después de las navidades, momento en el que, según se afirma por parte municipal, la Administración regional retomaría los trabajos una vez que se contara con el pertinente plan de seguridad y se presentaran las medidas oportunas para evitar posibles inundaciones. No obstante, la Junta aseguró ya entonces contar con las medidas de seguridad necesarias para acometer dichos trabajos, aunque accedió a atender las demandas del Consistorio en esta materia.

Así, y tras el inicio de nuevo de las actuaciones en el río para acometer el pilotaje del nuevo puente, desde el Consistorio han asegurado que el demandado plan de seguridad sigue sin presentarse, por lo que dan de plazo a la Junta hasta el próximo lunes 12 de enero para remitir la documentación exigida. En caso contrario, según ha explicado el propio alcalde, Ernesto Marín, las obras volverán a paralizarse por parte de los responsables municipales, ante el temor de que pueda producirse el desbordamiento del río por la zona en la que se ha retirado el muro de contención, en caso de fuertes precipitaciones.

Con este objetivo, y después de que los trabajos se reanudaran el miércoles, Ernesto Marín se dirigió el jueves al delegado territorial de Fomento de la Junta de Andalucía, Manuel Cárdenas. Esta comunicación tuvo como objeto reclamar la cronología de los trabajos y el documento de seguridad de la obra bajo el puente. "Y de esta forma cumplir con los acuerdos adoptados cuando se tuvieron que paralizar dichos trabajos por las posibles consecuencias en caso de lluvias", destacan desde el Consistorio.

De este modo, el alcalde ha recordado a Cárdenas que "tras la paralización de esta obra, se acordó que, antes de comenzar de nuevo, se tendría una reunión para analizar la documentación que por parte de la obra se tiene que presentar, referente a planes de seguridad, cronología de los trabajos, teléfonos de personas responsables en caso de emergencia, etc., todo ello a fin de no incurrir de nuevo en el error de acometer nuevamente los trabajos sin conocimiento de los extremos antes mencionados por parte del Ayuntamiento".

También recuerda el regidor que "se dejó claro en ese encuentro que, hasta no obtener el visto bueno de los ingenieros municipales a dicha documentación, no se retomarían de nuevo los trabajos".

Por todo ello, Ernesto Marín ha hecho pública su sorpresa "por el derribo de nuevo del muro de contención del cauce del río sin el conocimiento del Ayuntamiento, sin haber mantenido reunión previa alguna y sin la aportación de la documentación requerida".

Por último, el primer edil ha solicitado al delegado territorial de la Junta que la mencionada documentación se entregue, como muy tarde, el lunes 12 de enero, "porque no quiero verme abocado nuevamente a tener que paralizar las obras", ha manifestado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios