Formación en Chiclana El Fuentemar acoge la clausura del Programa Municipal de Empleo

  • Una treintena de alumnos finaliza su formación como ayudantes de cocina y ayudantes de camarero

El delegado municipal de Servicios Sociales, Francisco José Salado, fue el encargado de poner el punto y final a los dos primeros cursos del Programa de Formación Municipal para el Empleo, que el Consistorio chiclanero ha puesto en marcha a través de la empresa municipal Emsisa y que supone una inversión de 24.000 euros para la puesta en marcha de distintos cursos de formación. Hay que recordar que estos dos cursos de ayudante de cocina y de ayudante de camarero en restaurante-bar han tenido una duración de 190 horas, de ellos se ha beneficiado un total de 30 alumnos y se ha desarrolla en las instalaciones del Hotel Escuela Fuentemar.

Salado destacó durante el acto de clausura que “han sido unos cursos en los que han mostrado mucho interés los alumnos, por lo que espero que tengan facilidad para encontrar un empleo, ya que estamos hablando de cursos eminentemente prácticos”. “Darle la enhorabuena a los 30 alumnos que han participado en estos cursos y destacar que Chiclana, en su condición de Municipio Turístico, necesita gente preparada para atender como se merece a los turistas”.

Por su parte, María José Vázquez, directora del Hotel Escuela Fuentemar, resaltó que “estos cursos son muy importantes, sobre todo, por la demanda de empleo existente durante los meses de verano”. “Hemos tenido a jóvenes muy cualificados y que le han dado mucho cariño al aprendizaje, con una gran motivación en cuanto a la atención al cliente”, destacó la directora del Fuentemar, quien pidió al empresariado local que “cuente con nuestros alumnos en formación, que no obstante deben seguir formándose en idiomas y atención al cliente”.

Hay que destacar que el curso de ayudante de cocina ha tenido como objetivos que los 15 participantes sean capaces de realizar las labores propias de un ayudante de cocina, tales como la preparación y puesta a punto del área de trabajo, aprovisionamiento, conservación y manipulación de materias primas, elaboraciones y preparaciones básicas y platos sencillos de cocina, respetando siempre las normas de seguridad e higiene en el trabajo. Así pues, el curso de ayudante de cocina ha constado de 10 horas de teoría de manipulación de alimentos y organización de la cocina, cinco horas teóricas y 70 de prácticas de técnicas culinarias básicas, cinco horas de teoría y 75 de prácticas de preparaciones básicas de legumbres, hortalizas, pescados, carnes, pastas y huevos, 20 horas prácticas de montajes de buffet y cinco horas teóricas de prevención de riesgos laborales.

Por otro lado, el curso de ayudante de camarero de restaurante-bar ha tenido como objetivos generales que los 15 alumnos sean capaces de realizar las labores propias de un ayudante de camarero de restaurante y bar, tales como la puesta a punto del bar-cafetería y del comedor, así como atender y servir a los clientes cumpliendo las normas establecidas en cada situación y utilizando las técnicas e instrumentos necesarios, con el objetivo de alcanzar el máximo de calidad. De este modo, el curso ha contado con un total de cinco horas teóricas sobre manipulación de alimentos, 20 horas teóricas sobre inglés básico para restaurante y bar, cinco horas teóricas y 75 horas prácticas sobre preparación del área de bar-cafetería y servicios de bebidas en barra, cinco horas teóricas y 75 horas prácticas de preparación del comedor y servicios en el restaurante y cinco horas teóricas de prevención de riesgos laborales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios