Incidencias del Covid-19

Directores de institutos de Chiclana ven inviables las medidas de la Junta para la vuelta a clase

  • Exponen las grandes dificultades para crear un entorno escolar saludable y seguro para el próximo curso 

Vista de una de las aulas de un centro educativo de Chiclana

Vista de una de las aulas de un centro educativo de Chiclana / D. C. (Chiclana)

Los directores de los centros públicos de Educación Secundaria de Chiclana han dejado constancia a través de un escrito conjunto de las dificultades con las que se encuentran para garantizar la seguridad y el cumplimiento de las medidas establecidas para organizar el curso 2020-2021, tras recibir las instrucciones de organización de los centros docentes y el documento de medidas de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.

Por un lado, señalan que los centros educativos de Educación Secundaria de Chiclana ha experimentado desde hace años un crecimiento en unidades, ampliación de la oferta educativa y una ocupación máxima en las aulas de secundaria obligatoria y bachillerato, "lo que ha ocasionado la ejecución de obras menores, reestructuración de espacios y uso polivalente de aulas y otros espacios que en principio no están destinados para la docencia, como puede ser el caso de bibliotecas, talleres y laboratorios". Así, indican que la ocupación en los centros es muy superior a la población escolar inicialmente prevista, y la superficie media de las aulas hace complicada la docencia en circunstancias normales, en las que hay entre 30 y 33 alumnos/as en ESO y entre 35 y 38 alumnos/as en Bachillerato.

En estas condiciones, aseguran, las medidas que se plantean "resultan en su mayoría imposibles de cumplir", en especial el distanciamiento de 1,5 metros en las aulas. "Esta circunstancia nos obliga al establecimiento de grupos de convivencia escolar (pensados para otra etapa educativa) y la utilización de espacios polivalentes y específicos (como es el caso de las aulas de música, educación plástica, informática, laboratorios o talleres) como aulas de referencia para esos grupos, sin que puedan ser usadas para el fin al que estaban destinadas en detrimento de la calidad de la educación".

De igual forma, los directores expresan que aunque se sectoricen los espacios abiertos de los centros para los tramos de recreo, el elevado número de alumnos y alumnas en cada etapa dificulta la limitación de contactos entre los diferentes grupos de convivencia escolar, debiéndose aumentar la ratio que marca la normativa del profesorado de guardia de recreo con el correspondiente reajuste de las horas no lectivas del horario regular contempladas en los Proyectos Educativos, que redundará en pérdida de horas dedicadas para la coordinación de Planes y Proyectos y cualquier otra hora contemplada que beneficia la organización y funcionamiento del centro.

En cuanto a las medidas de higiene y lavado de manos, los responsables educativos manifiesta que  los centros disponen aproximadamente de un servicio por cada 100 alumnos y, además, señalan que las medidas de la Junta hacen inviable la elaboración de los horarios de los centros de Secundaria con tal cantidad de líneas y donde existen diversas etapas educativas

Los directores también coinciden en que las medidas de limpieza y desinfección no se podrán llevar a cabo con la regularidad y minuciosidad exigida si no se amplía considerablemente la plantilla de personal de limpieza. Asimismo, resaltan que los entornos urbanos de los centros de Secundaria de Chiclana no cuentan en algunos casos con accesos seguros que permitan la salida del centro evitando aglomeraciones en el acerado o en la parada del transporte escolar.

Con todo ello,  los directores de los institutos concluyen que "se nos asigna una gran responsabilidad para crear un entorno escolar saludable y seguro para el próximo curso. Con una sensación generalizada de incertidumbre, unas instrucciones que no tienen en cuenta la realidad de muchos centros educativos de secundaria y partiendo con las mismas infraestructuras, los mismos medios y sin formación adecuada en materia de Salud Laboral y Prevención de Riesgos Laborales, y debemos elaborar un protocolo de actuación que garantice el cumplimiento de estrictas medidas para evitar poner en peligro la salud de la comunidad educativa".

Por todo lo expuesto, consideran que "es nuestra obligación informar a las autoridades educativas de la gran dificultad para dar cumplimiento a las medidas establecidas en las instrucciones de la Junta y, por tanto, de garantizar la vuelta a las aulas de forma presencial en un entorno escolar seguro en las actuales condiciones de espacios e infraestructuras y con la formación y el personal del que disponemos".

El escrito remitido a los medios de comunicación ha sido firmado por los directores de los institutos Ciudad de Hércules, Pablo Ruiz Picasso, Poeta García Gutiérrez, Huerta del Rosario, Fernando Quiñones y La Pedrera Blanca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios