Chiclana

El Consistorio descarta el traslado de la EOI al edificio de la Plaza Mayor

  • Pese al acuerdo inicial firmado antes de las elecciones por parte del anterior equipo de gobierno y la empresa propietaria del inmueble, el Ayuntamiento ha decidido desestimar el proyecto por razones económicas

El equipo de gobierno del PP ha optado por descartar la iniciativa puesta en marcha por los anteriores responsables municipales justo antes de las elecciones y que consistía en el traslado de la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) desde El Campito hasta el nuevo edificio que actualmente se encuentra en desuso en la Plaza Mayor.

Así lo ha confirmado a este medio el alcalde, Ernesto Marín, el cual ha argumentado esta decisión explicando que "en estos momentos, nuestros principales objetivos son el ahorro y la austeridad, y en esta línea hemos llevado a cabo actuaciones como la del traslado de las dependencias municipales de Recaudación hasta la Casa Cañizares para reducir los costes en alquileres". "Por este motivo -continúa Marín- entendemos que esta iniciativa no es una medida perentoria, ya que la Escuela de Idiomas puede seguir funcionando perfectamente en sus actuales dependencias, y que, por contra, esta actuación supondría un coste mensual a las arcas municipales de 18.000 euros en concepto de alquiler, además de los gastos de adecuación del edificio".

El regidor asegura haber mantenido conversaciones con los responsables de la EOI para tratar este asunto, "unas reuniones en las que la propia directora del centro nos ha reconocido que el traslado a estas dependencias sería muy positivo para la escuela pero que, por el momento, pueden seguir desarrollando su labor docente en las instalaciones que ocupan sin ningún problema".

De esta forma, Marín ha descartado que dicho traslado se vaya a producir, al menos en los próximos dos años, así como el de la Radio Municipal o las actividades y talleres que se desarrollan actualmente en la sede de la Delegación de la Mujer, en la calle De la Rosa, como había anunciado el anterior alcalde, José María Román, antes de las elecciones. "El acuerdo al que se había llegado entre el Consistorio y la empresa propietaria del inmueble era tan sólo un protocolo de intenciones, sin ningún tipo de carácter vinculante, por lo que la decisión de descartar estas actuaciones no supondrá ningún coste ni problema añadido para el Ayuntamiento", ha explicado el regidor en este sentido.

De esta forma, el primer edil ha hecho hincapié en la necesidad de enfocar toda la gestión municipal en estos momentos al ahorro y a la austeridad económica para poder mantener a flote las cuentas municipales, "ya que los números que nos hemos encontrado -afirma Marín- no nos dejan otro margen de actuación en la actualidad y nos obligan a realizar las gestiones en esta línea para evitar problemas mayores".

El regidor ha anunciado que en breve el equipo de gobierno volverá a ofrecer nuevos datos sobre la delicada situación económica del Ayuntamiento, unas cuentas que siguen siendo analizadas por los nuevos responsables municipales con el objetivo de poner en marcha un plan de ahorro y austeridad que abarcará a todas las delegaciones y departamentos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios