Chiclana

Chiclana Natural inaugura hoy una nueva etapa de servicio a la ciudad

  • La empresa municipal abre las puertas de sus nuevas dependencias de la Plaza de España, una actuación cuya inversión ha superado el millón de euros y que responde a las nuevas exigencias de la localidad

Tal y como anunció días atrás la dirección de la empresa municipal, la nueva sede de Chiclana Natural, sita en la Plaza de España, abrirá hoy sus puertas a los usuarios, culminándose de este modo un largo proceso de gestación, planificación y ejecución de obras que llega con más de un año y medio de retraso sobre los plazos previstos y que no ha estado exento de polémica por el derribo, allá por marzo de 2007, de la antigua fachada del edificio.

Con esta apertura, que la semana que viene deberá tener su continuidad con el acto formal de la inauguración del edificio, la empresa municipal, a cuyo frente se encuentra Rafael Gallo, abre una nueva etapa, quizás una de las más importantes de su historia.

La razón, como es objeto de debate y polémica desde hace meses, no es otra que el magno proceso que ésta afronta y deberá abordar en los próximos años para cubrir las necesidades de los servicios que están bajo su tutela en esa basta extensión del término municipal (18.000.000 de metros cuadrados) que conforma las Áreas de Gestión Básica. Una tarea, la referida, a la que deberá unir la mejora y modernización de sus servicios en el casco urbano.

En este sentido y teniendo en cuenta que los presupuestos de la empresa municipal ascienden a 30.086.893 euros, cabe señalar que, a modo de ejemplo, en materia de agua las principales inversiones de Chiclana Natural giran en torno a la ampliación de los sistemas generales de la ciudad con la ejecución de tres proyectos relevantes como son la conducción de saneamiento El Pilar-Camping La Barrosa, la nueva tubería de agua potable que conectará La Pedrera con Miralrío, así como la construcción de una nueva red de saneamiento que transcurrirá entre Novo Sancti Petri y la estación depuradora de La Barrosa.

Asimismo, en materia de recogida de residuos Chiclana Natural tiene fijado como objetivo la optimización de este proceso, sin dejar de lado la importante tarea que también tiene la Delegación de Medio Ambiente para dotar al término municipal de una planta de tratamiento y reciclado de residuos que, entre otros objetivos, ayude a minimizar los altos costes que hoy tiene el municipio debido al transporte y tratamiento de los mismos al complejo de Miramundo, lo que ya le ha generado una deuda millonaria con Biorreciclaje.

Por lo que se refiere a los principales datos, técnicos y económicos, del edificio que hoy abre sus puertas, señalar que cuenta con una superficie útil cercana a los 1.500 metros cuadrados, espacio que se distribuye en tres plantas. Su ejecución ha precisado de una inversión que supera el millón de euros: 978.257 euros en la construcción del edificio y 48.206 para las labores de urbanización.

Por otra parte, destacar que, además de los beneficios que originará para trabajadores y usuarios, la apertura de esta nueva instalación supondrá un importante ahorro para las arcas municipales en concepto del alquiler, ya que por las dependencias que venía ocupando hasta hace unos días Chiclana Natural pagaba en torno a 70.000 euros. En definitiva, la apertura de este edificio, a la que se une la de la nueva oficina de atención al usuario (180 metros cuadrados), marca una nueva etapa para Chiclana Natural, que tendrá mayor peso en el contexto municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios