Carnaval

"Aquí no existe el Carnaval. Todo gira en torno al COAC"

  • Paco Rosado presenta su libro '¡Qué pechá de Carnaval!', donde reflexiona sobre el Concurso y defiende la copla clásica

Cuando llega el día, anuncian a la primera agrupación y descorren las cortinas, lo que aparece en el escenario es un pelotón de ilusiones; un batallón de anhelos disfrazados dispuesto a volcar sobre las tablas un frasco de jugo del alma a compás de caja y bombo. Así comienza la primera parte de ¡Qué pechá de Carnaval!, un libro rubricado por el autor de coplas Paco Rosado, que en estas páginas reflexiona sobre el Concurso de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz. Esta obra, que ya fue publicada en 2010, ha sido reeditada y ampliada por Q-book, y ayer fue presentada en la librería Qiq, en un acto conducido por José María Jurado. Durante el mismo, Rosado explicó el origen de su obra: los artículos sobre el certamen que, durante años, publicó en Diario del Carnaval y La Voz del Carnaval, "aunque les he dado forma de monólogo, inventándome un personaje ficticio, Lolo, al que le voy contando".

Rosado defiende que el Concurso es "un fiel reflejo" de la vida del gaditano. "En ese certamen se plasma lo que somos, lo que llevamos dentro. Somos personas contradictorias, y eso se observa en el Falla, pues lo mismo aplaudimos un pasodoble a favor de algo o alguien que en contra". Otro aspecto que destaca el coplero en sus 215 páginas es que "el Carnaval no existe en Cádiz". "El Ayuntamiento no gasta un duro en organizar una fiesta que merezca la pena. Lo que hay, principalmente, es una botellona grande. Nuestro Carnaval es el Concurso. Hasta las callejeras cantan pasodobles, cuplés y popurrí, como los grupos del COAC, porque toda nuestra fiesta gira en torno a él".

En ¡Qué pechá de Carnaval! tambiéndeja constancia de su posicionamiento con respecto a la copla. "El Concurso debe hacer que la copla no se pierda. La copla clásica, la que nos viene desde Cañamaque. En el COAC siempre debe haber un huequito para ella. Sinceramente, no entiendo la evolución de la copla, ya que desvirtúa el pasodoble. Hay grupos que llevan canciones bonitas al Falla, pero no son coplas porque no tienen su estructura". Y como ejemplo de copla clásica, 'Encajebolillos' (Antonio Martín, 1991).

El libro incluye una segunda parte con coplas de Rosado. Los beneficios que se recauden con la venta de ejemplares se destinarán a Una escuela, una vida.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios