Carnaval

Pardo, Remolino y Juan Fernández se reparten el botín de la noche

  • 'Los cabrones', 'Los válidos' y 'El rey burlón' triunfan en la cuarta función de cuartos

El coro de Julio Pardo y las comparsas de Kike Remolino y Juan Fernández salieron reforzadas de la cuarta función de cuartos del COAC 2013, que encara ya su recta final superado ya el ecuador de esta segunda fase. Sus repertorios destacaron en una noche de buen nivel, en la que también también destacaron al menos una agrupación más por modalidad: el coro Guais, plais, mais, la comparsa La ola, la chirigota de Sevilla y el cuarteto A Dios rogando y con el mazo dando, que aspira a convertirse en una de las sorpresas del Concurso. 

Abrió la función el coro-"cuarenteto" de Martín y Vera Luque, rindiendo de nuevo homenaje a los grandes del cuarteto clásico y con mejores letras e interpretaciones que en su primera actuación. Primer tango para el Bicentenario, que acabó sin que Cádiz lo notara, al menos para bien. En el segundo preguntan a Rajoy, en tono irónico, por qué será que la gente lo critica tanto, total por unos cuantos recortes y solo seis millones de parados... rematado con contundencia, "cuando se vaya le dirán como a Don Mendo en aquel cuarteto tan gaditano, ha muerto don Mariano, descanse en paz con todos sus muertos". Peores los cuplés, a las penalizaciones del jurado -ellos arrastran una de nueve puntos de preliminares- y a Cospedal, que tiene un buen repaso. 

Continuó la sesión con la chirigota de Chipiona Los que no se jartan de choppe, una de las sorpresas en esta fase. Quizás el pase les vino un poco grande, aunque al menos el público se divirtió con ellos. Pasodobles para los niños de hoy, a los que consolas y ordenadores "les están quitando su niñez", y en defensa de los animales ante los maltratadores, muy básicas ambas. La saga crepúsculo y el jurado protagonizaron sus cuplés. El segundo y algunos puntos del popurrí fueron lo más destacado de su actuación, despedida con muchos aplausos. 

La comparsa de Juan Fernández apostó fuerte en su regreso a las tablas y ofreció letras potentes, tanto en pasodobles como en cuplés. Primera letra para la Cumbre de Cádiz, que celebramos "con la podredumbre detrás", y segunda, aún mejor, para la princesa que esperan que un día herede su trono. Un canto a la igualdad muy bien desarrollado. También despuntaron los cuplés, el primero para la "campaña electoral" de Olvido Hormigos, muy bien rematado ("Teófila tú no lo hagas que yo te voto..."), y segundo para su bufón, que se les pone en huelga. Buen popurrí para redondear una gran actuación, muy completa y mejorando en letras e interpretación lo mostrado en preliminares. 

La sorpresa agradable de la jornada llegó de la mano del cuarteto A Dios rogando y con el mazo dando, que fue a más respecto a las preliminares con un repertorio muy completo. Cuarteto rimado, de los de antes, y muy bien interpretado. Destacaron sus cuplés, especialmente el segundo, al hijo de Piqué y Shakira, y un popurrí muy divertido y con reivindicación final para la modalidad más difícil y que más abusos sufre por parte de los cuatro "gallitos de pelea" del gallinero que se amparan en la oscuridad para reventar actuaciones. Se ganaron, como poco, un pase más en el Concurso. 

Antes del descanso, la comparsa mixta La ola derrochó buen gusto y talento interpretativo sobre las tablas. Avance en letras respecto a preliminares, comenzando por una crítica a la alcaldesa, que no mostró a los gobernantes que vinieron a la Cumbre la verdadera cara de Cádiz porque se le caería la suya de vergüenza. Mejor el segundo, a las voces de las mujeres que se apagan por culpa de los malos tratos. Lo acompañaron además por una puesta en escena efectista y efectiva, cada chica con una luz que se apaga conforme avanza la letra y que la deja sin voz. Buena idea. Cuplés frescos pero con poca chispa y un popurrí de altura en cuanto a forma cerró un buen pase de uno de los grupos más potentes y afinados del Concurso. 

La apertura de la segunda parte de la sesión corrió a cargo del potentísimo coro de Julio Pardo, que impactó desde su imponente presentación hasta el final de un popurrí muy bien hilado. Primer tango para el Papa, muy crítico con sus últimas intervenciones, "el mundo se está muriendo y usted arreglando los Nacimientos". Segundo, mejor, para un segundo puente que prefiere esperar y ser "el que terminaron cuando en su tierra no había parados". Simpática tanda de cuplés la de un coro de altura en interpretación y que de nuevo peleará por los premios. 

La chirigota de Sevilla, a continuación, no acabó de despuntar en su búsqueda de una nueva semifinal. En el primer pasodoble aprovecharon su tipo para lamentar la situación del país, "este pobre arca se nos hunde". El segundo fue un bonito homenaje a las chirigotas callejeras. Pinchazo en el primer cuplé, para su abuelo que está un poco sordo y confunde las palabras. Mejor el segundo, a una aspiradora inteligente. Algunas novedades en el popurrí. Pese a ello, la sensación que dejan es que no lo tendrán fácil para superar el corte.

La idea de Los válidos de Kike Remolino y Cardoso volvió a conquistar a un Falla entregado a ellos. Precioso primer pasodoble a su madre, la que les transmitió la fuerza para superar todas las barreras. En el segundo reivindicaron la presencia de personas con discapacidad como figurantes al final del popurrí, al fin y al cabo "esta comparsa es para ellos". No tan buenos los cuplés, al programa La Voz y al niño de Paquirrín, y espectacular popurrí, interpretado con fuerza y buen gusto. Despedida por todo lo alto para un grupo que puede ser la gran revelación de este año en la modalidad. La idea que defienden ha calado en el público. 

Cerró la función la chirigota del Toté, Los messenger Z, que sorteó con dignidad su segundo pase en este COAC 2013. De más a menos, sorprendieron cambiaron la presentación con temas del día, muy meritorio. Primer pasodoble, para los medios que, según ellos, se han cargado el estilo clásico de las chirigotas, la ya clásica teoría de la conspiración. En el segundo piden al mundo del Carnaval que se vuelque con lo que lo necesitan, señalando especialmente a Pedro Romero, que atraviesa una situación delicada. Flojos cuplés, mejor el segundo a las penalizaciones del jurado, y algunos buenos golpes en el popurrí. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios