Cádiz CF Sin motivos para creer en el Córdoba

  • El rival del Cádiz entierra sus opciones con un balance de cinco puntos de los 33 en juego en 2019

  • La permanencia en la categoría de plata se va a diez y las cábalas ya no salen

Rei Manaj y Febas, del Albacete, celebran un gol ante la desesperación de los cordobesistas. Rei Manaj y Febas, del Albacete, celebran un gol ante la desesperación de los cordobesistas.

Rei Manaj y Febas, del Albacete, celebran un gol ante la desesperación de los cordobesistas. / ÁLEX GALLEGOS

Comentarios 1

Las escasas esperanzas que tanto los jugadores como la afición del Córdoba mantenían de conseguir reengancharse a la pelea por la permanencia en LaLiga 1|2|3 quedaron prácticamente sepultadas tras la derrota cosechada ante el Sporting de Gijón. El Córdoba sigue vivo por la generosidad que le otorgan las matemáticas, que aún no dan por imposible un resurgimiento en el que ya prácticamente nadie cree. Son, de hecho, esos mismos números los que marcan la dificultad del hito que debería lograr el conjunto cordobesista para evitar lo que parece una cuestión de semanas: su descenso a la Segunda División B.

Y es que en la mente de los jugadores y de muchos aficionados, el choque ante el Sporting era una suerte de última oportunidad para seguir creyendo en que la permanencia era posible. La realidad, sin embargo, volvió a castigar a los blanquiverdes, que con una jornada menos de margen han visto como la distancia con la zona de salvación se ha abierto ya hasta los diez puntos, barrera psicológica que marca el Lugo con 32 puntos, y que se antoja ya una losa insalvable para un equipo roto anímicamente, que ya no encuentra amparo ni en los números, ni en el calendario, ni en sus sensaciones sobre el césped.

Porque si los seis partidos que restaban por jugar a los de Rafa Navarro en El Arcángel eran el último asidero para creer en que el milagro era posible, la realidad se encargó de tirar por tierra esa remota posibilidad a las primeras de cambio.

Las opciones matemáticas, lógicamente, seguirán existiendo al menos durante un mes y medio más de competición, si bien la sensación que desprende el propio club es de bajada de brazos total, por mucho que desde el vestuario se sigan escuchando reiterados mensajes de compromiso y lucha hasta el último minuto del último partido.

La cruda realidad es bien distinta a ese discurso que hace semanas que suena vacío, porque el Córdoba es, en el tramo más importante del curso, el peor equipo de LaLiga 1|2|3. Desde que arrancó 2019 se han disputado ya 11 jornadas del campeonato liguero, en las que los blanquiverdes sólo han conseguido sumar cinco puntos –fruto de un triunfo y dos empates–, sobre un total de 33 posibles.

En ese tramo tan importante de la temporada, en el que además empezaron a llegar los refuerzos invernales y la plantilla quedó configurada de manera bien distinta a la que arrancó el campeonato, el cuadro blanquiverde ha desfallecido, enterrando sus opciones de manera ya prácticamente definitiva.

Una circunstancia que ejemplifica bien a las claras las pocas posibilidades de conseguir ahora, precisamente en los 11 partidos restantes (contando con que el choque del Reus está ganado por la expulsión de los catalanes), conseguir al menos 20 puntos y situarse en la cifra de 45, que no andará muy lejos de lo que finalmente la categoría exija para sellar una permanencia que se antoja barata.

Pese a ello, los números y la tendencia del equipo de Rafa Navarro invitan a pensar que el Córdoba no estará ni siquiera en disposición de apurar esa posibilidad en lo que resta de torneo. A base de mazazos, se han acabado los motivos para creer.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios