Cádiz CF

Goles a espuertas en 45 minutos

  • Marcar más de cuatro tantos en el mismo periodo es algo que el Cádiz sólo había hecho dos veces en la categoría de plata, en 1955 y 1984.

El 7-2 al Dépor, un marcador tan inolvidable como la torre de Preferencia. El 7-2 al Dépor, un marcador tan inolvidable como la torre de Preferencia.

El 7-2 al Dépor, un marcador tan inolvidable como la torre de Preferencia. / Joaquín Hernández Kiki

Más allá de lo inusual que resulta en los últimos tiempos que el Cádiz golee a sus adversarios, el 5-1 endosado al Elche el pasado domingo pasará a la historia del club por un curioso hecho, consistente en que los cinco tantos del conjunto amarillo fueron obtenidos en el mismo periodo, en concreto tras el descanso. Esa extraña circunstancia convierte este caso en algo casi inédito. Y no se trata de una novedad absoluta porque existen dos precedentes en los que el Cádiz anotó cinco o más tantos en la categoría de plata en una de las dos partes en que se divide un encuentro de fútbol.

El antecedente más alejado en el tiempo se remonta a la temporada 1955/56, cuando un equipo amarillo dirigido por Villalonga y recién ascendido a Segunda derrotó por 6-1 al Plus Ultra, que desempeñaba las funciones de conjunto filial del Real Madrid. Al intermedio se llegó con 5-1, con dianas obra de Ayala I (2), Mari, Nené y León. El propio Ayala I completó más tarde el marcador definitivo.

Más fresco en la memoria del cadismo se halla el 7-2 que recibió el Deportivo de La Coruña en la campaña 1984/85, que acabaría culminada con el salto a Primera División. El equipo dirigido por Joanet se desmelenó aquel día en la segunda mitad. En los 45 minutos iniciales solo se produjo un gol de Mágico González, pero en los siguientes se pasó del 1-0 al deslumbrante 7-2 gracias a la actuación más portentosa al unísono de los hermanos Mejías, Pepe y Salvi, que se repartieron la media docena en porciones idénticas. Lo del mayor de ellos rozó lo inimaginable pues sus tres remates certeros acaecieron en un pequeñísimo tramo de seis minutos.

En el curso 1941/42, una vez acabada la competición liguera de Segunda División hubo una liguilla más que rara que para muchos equipos, como ocurría con un Cádiz que no se había metido en la fase de ascenso y se había asegurado la continuidad en la categoría, se trataba simplemente de una especie de fase de clasificación para la Copa del Generalísimo. Durante esta, los gaditanos batieron por 6-0 al Badajoz, con un tanto en el primer tiempo y cinco después.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios