Cádiz CF

Un lastre que condiciona

  • La victoria del líder Osasuna sobre el Málaga en La Rosaleda deja al Cádiz como el peor de los seis primeros clasificados como visitante

Lekic pugna de cabeza, con Manu observando, en la visita a Osasuna, que tras su triunfo del lunes suma más que los amarillos a domicilio. Lekic pugna de cabeza, con Manu observando, en la visita a Osasuna, que tras su triunfo del lunes suma más que los amarillos a domicilio.

Lekic pugna de cabeza, con Manu observando, en la visita a Osasuna, que tras su triunfo del lunes suma más que los amarillos a domicilio.

La derrota del pasado sábado en el Martínez Valero supuso el fin de una buena racha de cuatro victorias consecutivas, además de perder una extraordinaria oportunidad para abrir hueco con los perseguidores y acercarse a los equipos que van por delante, a tenor de los resultados que se registraron durante el fin de semana. Pero la 29ª jornada también permite observar que el Cádiz aparece como el peor equipo de los seis primeros clasificados en cuanto a su producción como visitante, sin duda un lastre que por ahora condiciona y que en un futuro podría resultar determinante para el submarino amarillo.

En efecto, la victoria conseguida el pasado lunes por Osasuna sobre el Málaga en La Rosaleda ha supuesto que incluso el conjunto navarro, que hasta la fecha era a domicilio el más flojo de los de arriba, presente en estos momentos mejores números que el cuadro gaditano. Con su triunfo en la capital de la Costa del Sol, el titular de Pamplona suma lejos de El Sadar 19 puntos, uno más que los pupilos de Álvaro Cervera en el mismo número de encuentros, 15, a pesar de que su goal-average es claramente inferior (16-20 por 16-17).

Las otras cuatro escuadras que anteceden a la de la Tacita de Plata también obtienen mejor cosecha de sus salidas. Así, el Granada figura como el más sólido fuera, habiendo disputado 14 compromisos, no en vano se ha llevado la friolera de 25 puntos cuando no actuaba al abrigo de su afición en el Nuevo Los Cármenes, y por si fuera poco también es el que más duelos ha ganado, con 7; el que menos ha perdido, con 3, igualado con el Deportivo; el máximo goleador, con 18, igualado con el Zaragoza, y el menos goleado, con 10.

El segundo equipo más poderoso a domicilio es el Albacete, que ha arrancado 22 puntos de sus desplazamientos, incluyendo seis triunfos, pese a que en los dos últimos ha perdido en el Ramón de Carranza y en el Nou Estadi de Tarragona.

El Málaga también ha fundamentado su fortaleza desde el comienzo de la temporada en su fiabilidad en sus viajes, de hecho acumula 20 puntos, uno más que el Deportivo, el cuarto en esta particular clasificación empatado con el líder Osasuna, con 19 puntos.

Por detrás de estos cinco conjuntos se halla el Cádiz, que cuando abandona la capital gaditana ve reducido considerablemente su rendimiento y ha atado 18 de los 45 puntos por los que ha peleado, idéntica cifra que el Oviedo, octavo clasificado.

El estudio de los puntos conquistados a domicilio arroja curiosidades como que el Mallorca, séptimo a dos del Cádiz, ha sumado como visitante únicamente 12, uno menos que el Extremadura, que hoy por hoy ocupa plaza en zona de descenso.

Como quiera que los amarillos afrontarán sus próximos tres choques consecutivos en casa, frente a Lugo, Córdoba y Zaragoza, porque la visita al Reus antes de enfrentarse a los maños no tendrá lugar al haber sido excluidos los tarraconenses de la competición, lo cierto es que, más allá de esos tres puntos logrados sí o sí sin pisar el césped siquiera, no podrán mejorar sus registros como visitantes en el próximo mes.

De este modo, los de Cervera afrontarán el tramo decisivo de la Liga con el reto de mantener el buen tono mostrado hasta ahora en el Ramón de Carranza, una línea que debería bastar para optar al play-off de ascenso a Primera, pero con la imperiosa necesidad de dar un paso al frente en sus salidas, un desafío de muchísima envergadura por cuanto en el horizonte aguardan, entre otros, rivales de la talla de Las Palmas, Deportivo, Granada y Sporting de Gijón en el broche a la campaña regular, sin despreciar, ni por asomo, el pulso con el Rayo Majadahonda en la localidad madrileña antes de la cita con los gallegos. Casi nada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios