Cádiz CF El dilema del doble pivote

  • La baja de José Mari y la probable de Garrido obliga al técnico a reorganizar el centro del campo

Edu Ramos golpea el balón en presencia de Cervera. Edu Ramos golpea el balón en presencia de Cervera.

Edu Ramos golpea el balón en presencia de Cervera. / Cádiz CF

No es una cuestión menor, no. El Cádiz afronta este viernes el partido correspondiente a la 13ª jornada, a partir de las 21:00 horas en el Carlos Belmonte de Albacete, con el hándicap que supone presentar un doble pivote nuevo, inédito, por las circunstancias. La baja segura de José Mari, sancionado, y la más que probable de Garrido, lesionado, obligan a Álvaro Cervera a reorganizar la línea del centro del campo con un abanico de opciones más o menos amplio en función de las pretensiones del técnico.

Como ya sucedió en La Rosaleda ante el Málaga y la anterior semana en el Ramón de Carranza frente a Las Palmas, el equipo amarillo no podrá alinear juntos a los dos integrantes habitualmente titulares de una línea que se convierte en piedra angular del entramado defensivo, la principal virtud y característica que explica los números del líder. Garrido, un fijo desde que arrancó el curso, y José Mari, que pese a no empezar en el once acabó ganándose un sitio entre los elegidos, conforman una dupla de lo más fiable. Su evidente compenetración encuentra relación directa con el rendimiento de ambos y del bloque. A estas alturas da la sensación de que el primero es mejor junto al segundo y viceversa.

Precisamente por todo esto, la ausencia del roteño en tierras manchegas, unida a la presumible del vasco, que ya se perdió las citas con los costasoleños y los canarios por culpa de un problema que arrastra en una mano, motiva cierta preocupación. La plantilla cuenta esta temporada con un buen fondo de armario, quizás el más profundo desde el regreso a Segunda División A, pero hay bajas más relevantes y sobre todo cuando se combinan entre sí, como tiene pinta de que ocurre en este caso.

En principio, si Cervera no quiere tocar el dibujo ni cambiar de ubicación a piezas importantes, no le quedaría más remedio que colocar a Edu Ramos, que regresó tras lesión en Málaga en el lugar de Garrido y ante Las Palmas ya actuó los 90 minutos, y a Yann Bodiger, que tras firmar una gran pretemporada empezó la campaña sobre el césped para ir saliendo poco a poco. Sin embargo, el técnico puede decantarse por otras posibilidades.

Entre las variables que contempla, sin duda la que gana más enteros es la de retrasar a Álex Fernández, para que forme tándem con Edu Ramos, e introducir en el once a Nano Mesa haciendo las labores propias de mediapunta, por detrás de Choco Lozano. Lo visto hasta la fecha en el transcurso de los encuentros invita a pensar la segunda posibilidad como una aparentemente más fiable que la primera, que implica devolver la titularidad a Bodiger en compañía de un futbolista que acumula un partido y medio sobre el campo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios