Cádiz CF

Reencuentro con lo mejor del pasado

  • Rennella se enfrenta el sábado al equipo en el que firmó los números más destacados de toda su carrera

Rennella se dispone a cabecear el balón durante una sesión preparatoria en El Rosal. Rennella se dispone a cabecear el balón durante una sesión preparatoria en El Rosal.

Rennella se dispone a cabecear el balón durante una sesión preparatoria en El Rosal. / Marcos Piñero

Vincenzo Rennella revivirá el próximo sábado en el Ramón de Carranza recuerdos del pasado más glorioso de su carrera, no en vano en el Lugo firmó sus mejores números como futbolista. Salte o no al césped, ocupe o no plaza en el banquillo, incluso si al final no le queda otra que ver el partido desde la grada, lo cierto es que el choque de este fin de semana a buen seguro será muy especial para el que ha sido el último fichaje del Cádiz en la presente campaña, el pasado mes.

En efecto, el francés protagonizó en la temporada 2013/14, cuando defendió la elástica del conjunto gallego, una actuación notable, claramente por encima del nivel de una plantilla que acabó el curso en mitad de la tabla clasificatoria de la Segunda División, sin pasar apuros pero sin opciones reales de pelear por meterse en la zona noble. Sus registros, de hecho, hicieron posible que los rojiblancos no se vieran abocados a sufrir de lo lindo para alcanzar finalmente la permanencia.

Así, en los 35 partidos que disputó defendiendo el escudo del club lucense, el ahora delantero cadista marcó 13 goles, lo que arroja un promedio de 0,37 por encuentro, el segundo más alto que ha registrado como profesional, con el mérito añadido de que participó nada menos que en el 83% de los compromisos ligueros.

En realidad, el promedio realizador más alto lo consiguió Rennella en su primer club, el Grasshoppers suizo, con el que después de una primera temporada, la 2009/10 en la que sólo anotó un tanto en 11 partidos (0,09 por partido), en la 2010/11 se fue hasta las 8 dianas en 20 encuentros (0,40).

Su progresión le valió para dar el salto a la Liga italiana, en las filas del Cesena, con el que en la 2011/12 se quedó en sólo un gol en 15 partidos (0,07), una cifra decepcionante tras la que probó fortuna en el Córdoba. En la ciudad de la Mezquita emergió como ariete al acertar ocho veces entre los palos en un total de 36 duelos, con un promedio de 0,22, lo que también le valió para que el Lugo se interesara por sus servicios.

Ya como integrante del plantel que actúa como local en el Ángel Carro, el francés se destapó como uno de los goleadores de la categoría, lo que explica que el Betis pusiera los ojos en él y lo fichara. Sin embargo, como verdiblanco completó una aceptable primera campaña, la 2014/15, con 6 tantos en 34 partidos (0,18) y una pobre segunda, la 2015/16, con un gol en seis partidos (0,17).

Tras un paso por el fútbol americano para olvidar en Miami, este curso se enroló en el Extremadura, con el que antes de quedar libre no marcó en 12 partidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios