Cádiz CF

El ascenso directo, una quimera

  • La ventaja de los dos primeros, superior hace dos temporadas e inferior la pasada, resultó al final insalvable

Álvaro Cervera, en la sala de prensa de El Rosal. Álvaro Cervera, en la sala de prensa de El Rosal.

Álvaro Cervera, en la sala de prensa de El Rosal.

Aunque los más optimistas del lugar se afanan en hacer cábalas que convierten el ascenso directo en un sueño alcanzable, la única realidad, atendiendo a los precedentes más inmediatos, las dos temporadas anteriores, es que llegar a las dos primeras plazas se antoja poco menos que una quimera. Los 10 puntos que saca al Cádiz el líder Osasuna o los nueve en los que aventaja el Granada convierten el objetivo en una misión imposible y recuerda a la situación vivida en la campaña 2016/17.

Entonces, tras la 29ª jornada, el Levante marchaba primero con 65 puntos, siete más que el Girona y 18 más que el Cádiz, tercero. Al final subieron directamente valencianos y catalanes. El curso pasado, sin embargo, la pugna se presentaba más equilibrada. A estas mismas alturas del torneo, el Huesca era líder con 56 puntos, cinco más que el Rayo Vallecano y ocho más que los cadistas, que iban cuartos. Pese a que todo estaba más apretado, curiosamente acabaron ascendiendo sin jugar eliminatorias los aragoneses y los madrileños.

En cualquier caso, como la ilusión no cuesta dinero y sirve para mantener viva la llama de la esperanza, el cadismo puede soñar con lo máximo, con el salto de categoría incluso por la vía rápida, pero mejor si lo hace con cierto sentido común, sin exigencias ni exceso de presión. Probablemente así saldrán mejor las cosas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios