Cadiz CF

El Huesca vuelve a por Álvaro

  • El equipo aragonés renueva el intento de fichar al extremo después de que no cuajase su oferta inicial de seis millones de euros

  • Girona y Rayo Vallecano también andan al acecho

Álvaro García golpea el esférico con su pie derecho durante un partido de la pasada temporada disputado en el estadio Carranza. Álvaro García golpea el esférico con su pie derecho durante un partido de la pasada temporada disputado en el estadio Carranza.

Álvaro García golpea el esférico con su pie derecho durante un partido de la pasada temporada disputado en el estadio Carranza. / fito carreto

Comienza la cuenta atrás para el inicio de la Liga con un Cádiz que ya se mete de lleno en la preparación del partido contra el Almería, que servirá para alzar el telón del torneo en Segunda División A el viernes a partir de las ocho de la tarde en el estadio Rnmón de Carranza. Entre los asuntos pendientes de resolución sobresale la más que posible marcha de Álvaro García, el futbolista más cotizado de la plantilla cadista que a priori está más fuera que dentro. El hecho de que sólo haya jugado 45 minutos en los nueve encuentros disputados por los amarillos durante la pretemporada es la demostración palpable de su situación. De hecho, no participó en el duelo contra Las Palmas del Trofeo Carranza -el último de la pretemporada- pese a ocupar plaza en el banquillo y hallarse en plenas condiciones para jugar. Si no lo hizo es por algo.

Lo normal es que el 11 del equipo amarillo salga traspasado antes del cierre del mercado -el próximo día 31- y quizás lo haga antes del comienzo oficial del curso para evitar la escena incómoda de quedarse en la grada mientras el equipo pelea por los tres primeros puntos de la campaña 2018/19. En al arranque de la 2017/18 ya se perdió alguna jornada cuanto fue tentado con una oferta del Getafe que mejoraba su salario de modo considerable y el jugador pasó por un momento de agobio que superó con celeridad. Aunque el zurdo se entrena con normalidad, espera una solución que permita su salida. Álvaro Cervera ha pedido también un rápido arreglo en un sentido un otro -traspaso o continuidad- para que se termine de confeccionar el plantel. En cualquier caso, es imposible aventurar cuándo se producirá el desenlace si es que se produce. No se descarta que incluso si no llega una oferta que satisfaga a todas las partes el futbolista se quede en el Cádiz al menos hasta el próximo mes de enero cuando el mercado vuelva a activarse.

A día de hoy hay varios equipos que andan a acecho, todos de la Primera División española -los mercados chino e inglés ya echaron el cierre-. El que está mejor posicionado en principio es el Huesca, que ya llegó a plantear una oferta al Cádiz hace varias semanas en torno a los seis millones de euros aunque la cosa no cuajó.

El conjunto aragonés, que se estrena en la máxima categoría del fútbol español, vuelve a lanzar la caña y sigue interesado en hacerse con los servicios del extremo. Si eleva la cantidad inicial de su propuesta, el jugador está conforme y además llega a un acuerdo con el club sobre la forma de pago, la operación puede llegar a buen fin. Es una opción que gana enteros aunque no es definitiva. Hay más clubes interesados en el futbolista.

La cláusula de rescisión del contrato del futbolista subió de seis a ocho millones de euros cuando hace casi un año renovó hasta 2022 con el compromiso del club -entonces hizo la gestión Quique Pina cuando todavía ostentaba el poder en la parcela deportiva de la entidad- de facilitarle su salida en el verano de 2018. Es decir, ahora. El jugador no saldrá por esa cantidad -salvo milagro, nadie va a llegar al tope- aunque el presidente, Manuel Vizcaíno, se aferra a ella como estrategia para tratar de obtener el mayor ingreso posible para la entidad.

La negociación se atisba como un factor obligado para formalizar un posible traspaso porque ningún club llegará a poner esos ocho millones sobre la mesa en un mercado que se convierte en un caballo desbocado que no se sabe hasta dónde llegará. Puede pasar de todo hasta el día 31.

El Huesca es el conjunto de Primera que más interés ha mostrado desde hace varias semanas y quizás por ello lleve algo de ventaja, aunque hay otros que también andan al acecho. El Girona y el Rayo Vallecano no pierden de vista al veloz extremo y hacen cuentas para presentar ofertas, que en ningún caso alcanzarían esos ocho millones aunque si quieren pujar opor él deberán poner encima de la mesa una cantidad de dinero considerable.

Los tres equipos -oscenses, gerundenses y madrileños- que parecen más dispuestos a hacer un esfuerzo por Álvaro García coinciden en que ya tuvieron enfrente al futbolista en Segunda División A, las últimas dos temporadas en el caso de los aragoneses y los vallecanos y una -la 2016/17- los catalanes. Conocen de sobra cómo se desenvuelve el futbolista sobre el terreno de juego: velocidad de crucero por la banda izquierda, sacrificio en el trabajo defensivo, entrega en beneficio del equipo, energía positiva en el vestuario, capacidad para sorprender a la contra, colocador de peligrosos centros dentro del área y olfato de gol. El utrerano fue el máximo anotador del Cádiz la pasada campaña con 11 tantos -diez en el campeonato de Liga y uno en la Copa del Rey-.

Esos tres clubes están atentos a la situación de Álvaro García. Son los favoritos para llevarse al extremo pero hay otros equipos que también pueden unirse a la puja, como el Getafe -ya lo intentó sin éxito hace un año- y el Espanyol. Persiste la duda de dónde acabará el sevillano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios