DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cádiz CF

El Cádiz CF, siempre en plaza de ascenso directo

  • El equipo amarillo no ha bajado de la segunda posición en toda la temporada

Dani Giménez, portero del Deportivo, atrapa el balón mientras Pombo protesta. Dani Giménez, portero del Deportivo, atrapa el balón mientras Pombo protesta.

Dani Giménez, portero del Deportivo, atrapa el balón mientras Pombo protesta.

La pugna por el liderato es cosa de dos desde el comienzo de la temporada. El Cádiz CF y el Almería son los dos únicos equipos que se han sentado el trono, que ahora pasa a manos del conjunto mediterráneo después de casi cuatro meses de dominio amarillo.

El Almería, uno de los principales candidatos al ascenso por sus altas posibilidades económicas que le permiten disponer de una plantilla potente, ocupó el primer puesto en la primera, la sexta y la séptima jornada de Liga y ahora en la 24ª vuelve a mandar en la tabla.

El equipo de Álvaro Cervera, tras su derrota en Riazor ante el Deportivo de La Coruña, perdió el pasado fin de semana el lugar de máximo privilegio que ostentó en el segundo, cuarto y quinto capítulo y después de manera encadenada desde el octavo hasta el 23ª.

Líder 20 de las 24 jornadas y aunque ahora pierda esa condición, está empatado a 45 puntos con el rival que aparece en el escalón más elevado. La puja sigue abierta aunque la tendencia de uno y otro sea diferente.

Más allá del liderato, lo que importa es residir en los dos puestos que otorgan el ascenso por la vía directa. Es decir, el segundo es tan importante como el primero porque el premio es el mismo.

El Cádiz CF no destila las mejores sensaciones en este tramo concreto del campeonato pero no baja de la segunda plaza en toda la temporada. Cuando no vivió en la cima lo hizo en el segundo peldaño, como ahora. El reto de los amarillos es continuar en ascenso directo.

Tiene ventaja sobre sus perseguidores (Huesca y Zaragoza andan al acecho), aunque menos que antes, pero sigue dependiendo de sí mismo para aspirar al objetivo más ambicioso de sobra conocido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios