Fútbol | Fase de ascenso a Segunda B

El Cádiz B, una hora menos para soñar

  • El filial comienza en Las Palmas la eliminatoria final contra el Unión Viera.

  • Sergio González y Leomar Pinto son las novedades en la convocatoria.

Los jugadores del filial cadista han recuperado autoestima con la victoria sobre el Numancia B en la eliminatoria anterior. Los jugadores del filial cadista han recuperado autoestima con la victoria sobre el Numancia B en la eliminatoria anterior.

Los jugadores del filial cadista han recuperado autoestima con la victoria sobre el Numancia B en la eliminatoria anterior. / JULIO GONZÁLEZ

Penúltimo examen a la temporada más larga en la historia del Cádiz B con motivo de la visita a las Islas Canarias, donde el equipo vela armas a la espera del choque de ida de la eliminatoria final por el ascenso. El Unión Viera es el último test del filial en su camino largo hacia la división de bronce. Frente a la gran sorpresa del play-off, el conjunto cadista se ha conjurado para regresar a tierras gaditanas con el mejor resultado posible.

Con toda una campaña en las piernas, dosificar el trabajo está siendo una de las misiones de los técnicos a esta altura de curso. Las fuerzas empiezan a ser las justas y la exigencia será máxima para la cita en el campo Alfonso Silva, de césped artificial y de reducidas dimensiones.

Juanma Pavón ha estado pendiente del estado físico de aquellos futbolistas que afrontan el cruce final con mayor debilidad. Sergio González se cayó del once y de la convocatoria en el duelo de vuelta ante el Numancia B, pero se vestirá de corto. Y hay otros futbolistas que están 'entre algodones' para el primer asalto de este domingo. Leomar Pinto también es novedad en la expedición.

La base del equipo que ponga de inicio Pavón será la habitual, si bien habrá que esperar a la decisión final del preparador al tratarse de un campo de césped sintético, con el consiguiente mayor castigo para las piernas.

Si Sergio González no reúne las condiciones que precisa el 'combate', David Hinojosa se hará de nuevo fuerte en el centro del campo. Otra cuestión menor es el carril izquierdo por si en algún momento Cubero tuviera posibilidad de hacerse con el puesto que ahora tiene Braganza. Mucho tendrá que ver la velocidad con la que el Unión Viera ataca por los extremos.

Una de las claves para el filial gaditano estará en evitar que su portería sea perforada, ya que el conjunto canario suele sacar mucha tajada fuera de casa -sufriendo hasta límites insospechados- si en la ida es capaz de salir de su feudo con un buen marcador. El Caudal Deportivo y el Lorca Deportiva lo vivieron en sus carnes porque en el segundo partido de la eliminatoria el conjunto vierista aguantó contra viento y marea todo el empuje de dos adversarios que, a priori, contaban con mejor plantilla.

El Unión Viera tendrá a favor las condiciones de su campo en cuanto a la superficie y el tamaño, así como el respaldo de los 2.000 espectadores que se esperan animen la única grada del recinto. Los amarillos tendrán respaldo porque han viajado algunos hinchas y, además, hay una buena colonia de gaditanos en Gran Canaria.

El técnico del conjunto grancanario, Jero Santana, cuenta con la disponibilidad total de su plantilla. El cansancio acumulado a lo largo de las dos rondas previas será compensado por la ilusión de un ascenso, si bien es verdad que el físico no es el mejor argumento de su equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios