Cádiz CF

El Cádiz CF, entre el crédito y los errores groseros

  • El equipo amarillo tiene margen para fallar, aunque una vez más muestra sus carencias cuando va por debajo en el marcador

Jugadores del Atlético de Madrid celebran el gol de Luis Suárez ante Fali y Alcalá.

Jugadores del Atlético de Madrid celebran el gol de Luis Suárez ante Fali y Alcalá. / Europa Press

No hay que hacer un drama de la derrota del Cádiz CF en el terreno del Atlético de Madrid por muy dañino que resulte para la vista el incontestable 4-0. Un mal trago puntual en un día nefasto para un equipo al que se le evaporó el sólido espíritu competitivo. El conjunto amarillo deja para otra ocasión su primera victoria como visitante sobre el cuadro rojiblanco. Si lo intenta la próxima temporada, será una buena señal.

En el Wanda Metropolitano se conjugaron todos los factores que derivaron en el primer varapalo fuera de casa, que además puso fin a una dinámica positiva de cinco partidos consecutivos sin perder. Esa buena racha, ahora frenada en seco, es la que permite a los amarillos asumir sin traumas un tropezón como el del sábado 7 de noviembre. El balance global siendo siendo muy bueno en el arranque de temporada.

El Cádiz CF ha ganado crédito más que suficiente sobre el césped como para dudar de sus capacidades por estrellarse contra uno de los grandes de la Liga. Aunque la derrota, que entraba dentro de lo previsible, no debe quedar exenta de crítica.

El cóctel de lógica y errores evitó un duelo mínimamente equilibrado. No hubo partido porque el Cádiz CF puso una alfombra roja a un rival que resolvió por la vía rápida ante tal cúmulo de dádivas. Si haces dos regalos, el adversario no te perdona, sobre todo si tiene diamantes arriba, leáse Joao Félix. Lo comprobaron los jugadores de Álvaro Cervera, sin opciones a casi nada desde el minuto 7, y con el partido finiquitado en el 21 cuando Llorente firmó la autoría del 2-0.

El punto débil del conjunto de Cervera saltó como un resorte. El Cádiz CF es el rival más pesado del mundo cuando cuando el marcador le favorece, pero en el caso de que se vea por debajo todo el sistema se desmorona como un castillo de naipes. Los jugadores hicieron autocrítica tras el encuentro.

Los errores se pagan muy caros. Las derrotas que figuran en el casillero de los gaditanos comparten el denominador común de los fallos groseros, que penalizan mucho en la élite. En duelo contra el Osasuna disputado en el estadio Carranza en la jornada inaugural, el equipo amarillo regaló el 0-1 poco después del pitido inicial y no anduvo nada fino para defender la acción que propició el 0-2.

Frente al Sevilla, más allá del fallo arbitral, el Cádiz CF tenía un punto casi en el bolsillo cuando dejó un enorme pasillo que el rival aprovechó para inclinar la balanza a su favor. Álvaro Cervera sabe mejor que nadie que su equipo las pasa canutas cuando va perdiendo. De ahí su insistencia en la importancia de no cometer errores. No suele fallar en defensa el conjunto amarillo, perfecto en El Alcoraz, San Mamés, Alfredo Di Stéfano e Ipurua.

Pero el fútbol es un juego que como tal está sujeto a los errores. Conan Ledesma pasó de baluarte a manos blandas por un día. Álex Fernández quizás se confió en la pugna con Marcos Llorente y no se empleó con la debida contundencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios