DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cádiz CF Alberto Perea: "Quiero dar una versión incluso mejor de la que tenía antes de parar"

  • El atacante reconoce que ha perdido entre un 70 y un 80 por ciento de forma tras dos meses encerrado en un piso, pero vuelve con ganas porque "tenemos que cumplir un sueño"

Alberto Perea, con protección de guantes y mascarillas en El Rosal. Alberto Perea, con protección de guantes y mascarillas en El Rosal.

Alberto Perea, con protección de guantes y mascarillas en El Rosal. / Cádiz CF

Alberto Perea estaba deseando volver a los entrenamientos y a los partidos de Liga pendientes de disputar con el único pensamiento de ascender con el Cádiz CF a Primera División, como pone de manifiesto en la entrevista telefónica con Diario de Cádiz. Regresa con las mismas ganas que tenía en el momento del parón pero en una situación nueva a la que trata de adaptarse con la mayor celeridad.

—¿Se le han hecho muy largos los casi dos meses sin poder ir a entrenar a El Rosal y además sin salir de casa?

—La verdad que han sido bastante largos, nadie esperaba que iba a pasar una cosa como la que estamos viviendo todos los ciudadanos. Nunca ha pasado nada igual. Se ha hecho muy largo porque no podía hacer lo que más me gusta, que es jugar al fútbol, pero ya estamos entrenando y se ven las cosas de otra manera. Vivo en un piso y era complicado poder trabajar.

—¿Qué es lo que más ha echado de menos en este tiempo?

—Está claro que poder entrenar y competir para poder terminar la Liga y lograr lo que todos queremos. Y lo principal, la familia.

—¿Qué sensaciones está experimentando con el nuevo mecanismo de trabajo?

—Todo es un poco raro porque de repente nos encontramos en mayo haciendo como una pretemporada cuando todavía estamos en plena temporada, pero las circunstancias son así y hay que amoldarse. El coronavirus está siendo una ruina, ha causado muchas muertes y la salud es lo primero para todo el mundo.

Hay algunas situaciones que no son fáciles ahora en el día a día. Por ejemplo, el otro día me tocaba el segundo turno de entrenamiento, llegué un rato antes para calentar pero no me dejaron entrar en las instalaciones hasta que salió el grupo anterior. Y cuando estamos en el campo, si tocas el balón el otro ya no puede tocarlo. Y terminas de trabajar algo fatigado y con mucho sudor y enseguida te tienes que poner la mascarilla… pero es lo que hay que hacer, no queda otra, hay que adaptarse aunque sea incómodo. A ver si con el paso de los días nos dejan hacer más cosas en los entrenamientos.

—¿Qué cuesta más ahora, el aspecto físico o el mental?

—Lo físico cuesta más, al menos en mi caso. Estamos en una buena posición en la clasificación y todos sabemos lo que nos jugamos. Después de dos meses encerrado en un piso, en mi caso he podido perder entre un 70-80 por ciento de cómo estaba antes de que se parase la Liga. Pero ya estamos en marcha.

—¿Y de ánimo, cómo está?

—Bien, con ganas, y más ahora que llevamos varios día de trabajo en El Rosal. Nos vamos animando y ahora se trata de avanzar con el paso de los días hasta poder jugar los partidos que nos quedan por delante. Motivación no nos falta.

—¿Considera adecuado que se reanude el campeonato?

—Creo que sí, que hay que jugar los partidos y terminar la temporada, de lo contrario los clubes tendrán muchas pérdidas y estarán muy jodidos. Donde se asciende y desciende es en el terreno de juego. Hay que intentar llegar hasta el final con todas las medidas de seguridad que son necesarias. Hay mucho en juego.

—Además de ganas, que veo que no le faltan, ¿tiene algún temor?

—Miedo por mí no, pero sí por mi madre y mi padre, que tienen una edad y algún problemilla y me preocupa que puedan coger el virus. Y en el fútbol mi único temor es que pueda haber un rebrote, aumenten los contagios y se pare la Liga. Esperemos que la cosa vaya a menos y pase todo esto, sobre todo por los mayores, que son los que más han sufrido.

—¿Usted se siente seguro en el día a día del trabajo?

—Estoy de acuerdo con lo que dijo Tebas de que es más arriesgado ir al supermercado que a entrenar. En las sesiones hay poca gente, algunos jugadores y técnicos en cada turno. Todos hemos pasado las pruebas del coronavirus, no tiene que haber riesgo de contagio en El Rosal.

—El Cádiz llegó líder al obligado parón del torneo. Ahora toca rematar en las once jornadas restantes. ¿Le parece que lo que queda por jugar es como si fuese otra Liga?

—Llevamos seis puntos de ventaja. Ahora tenemos un mes como de pretemporada antes de volver a competir y es como si empezase la Liga, a ver quién es capaz de hacer más puntos en esa parte decisiva. Habrá un partido cada tres días y esa situación perjudicará a todos los equipos por igual en el aspecto físico, y más con el calor que se espera en la época que nos tocará jugar. Espero que los horarios de los partidos sean a partir de la tarde noche.

—¿Cuáles serán las claves en esta mini Liga de once partidos?

—Lo primero, que es lo toca ahora mismo, es prepararnos lo mejor posible después de estos dos meses que ya dejamos atrás. Y que no haya lesiones, por supuesto, eso lo que deseamos. Cuando llegue la hora de volver será importante el primer partido, sería muy bueno para el equipo arrancar de nuevo con tres puntos. Somos conscientes de lo que nos jugamos y vamos a darlo todo porque tenemos un sueño que cumplir. Han pasado dos meses pero no nos olvidamos de lo que queremos hacer.

—Estaba haciendo una gran temporada hasta que se detuvo la Liga. ¿Volveremos a ver la mejor versión de Alberto Perea en la recta final?

—Trabajo con esa idea. Quiero ofrecer la misma versión e incluso una versión aún mejor de la que estaba dando. He participado muchos minutos hasta que se dejó de jugar por las razones que todos sabemos y lo mismo hasta me vino bien parar. Pero lo que ha pasado ya no se puede mover y ahora trabajo para coger la forma y dar el máximo. Sabemos que mayo es el mes de la preparación y que en junio seguiremos entrenando y empezaremos a jugar si todo va bien como queremos.

Tenemos claro lo que nos jugamos, tenemos la oportunidad de pelear por subir a Primera División. Pero no podemos adelantarnos a lo que hay en cada momento. Se trata de ir paso a paso. El primero, entrenar cada día. Y después el partido contra el Rayo Vallecano, ese es el partido más importante para nosotros porque es el del regreso. Lo jugamos en casa y no queremos dejar escapar puntos en nuestro campo.

—Y eso de jugar los partidos a puerta cerrada será una situación extraña, ¿no?

—El Cádiz puede ser de los más perjudicados por tener que jugar sin público en las gradas. Es un punto en contra para nosotros, aunque cuando tengamos que ir a otros campos, como por ejemplo para jugar contra el Huesca o el Girona, tendremos esa situación a nuestro favor. Queremos rascar fuera todos los puntos que podamos.

—El factor Carranza se diluye sin el empuje de la afición. ¿Cómo piensa que lo llevará el equipo?

—En casa es como si jugásemos con doce futbolistas. El apoyo de la afición se nota y mucho. Por ejemplo, cuando tenemos un córner a favor casi parece que es un gol de todo lo que aprieta la gente. Pero ahora lo que nos toca es jugar sin los nuestros, debemos ser fuertes y sacar lo máximo posible en casa sin olvidar que fuera también tendremos opciones. Formamos un buen bloque, lo estamos demostrando, y si hacemos las cosas como sabemos podemos sacar puntos en cualquier campo y seguir sumando.

—Imagine que marca un gol y no puede abrazarse con sus compañeros, ni tampoco celebrarlo con el público. ¿Cuál sería su reacción?

—Los partidos van a ser muy raros porque las cosas no son iguales que antes. Tenemos que hacer los que nos manden y cumplir las normas, pero si marco el gol del ascenso yo abrazo al que sea. Ojalá podamos conseguirlo sea quien sea el que marque.

—Ahora que el Cádiz lleva varios días de entrenamientos controlados en El Rosal, ¿ve posible que Fali se anime y vuelva una vez que ve a los jugadores trabajar sin problemas?

—Puede ser que si nos ve entrenar se la pase y la verdad es que estaría bien que volviese. Le echamos de menos, es una pieza importante en el grupo. Cada persona es un mundo. Por una parte le entiendo, pero por otra los jugadores de todos los equipos entrenan y muchos tienen sus parejas e hijos. En cualquier caso, Fali es un buen amigo y respeto su decisión.

—¿Qué reto se plantea Alberto Perea?

—Está claro que subir a Primera, estar aquí todo el tiempo posible en la mejor Liga del mundo y disfrutar y hacer disfrutar ante los grandes equipos.

—¿Ha alcanzado en el Cádiz su madurez como futbolista?

—El año estaba siendo muy bueno. Entre el míster y Rober (Perera) me han ayudado a mejorar y mi novia me ayuda a cuidarme y a ser positivo. Está siendo el mejor año de mi carrera. Esperemos que se cumpla un sueño y seguir aquí cumpliendo más sueños.

—¿Considera que ahora es un jugador más completo?—Creo que sí, soy mejor jugador. Me faltaba aportar más en la parcela defensiva y lo hago cada vez más. El cuerpo técnico me ayudado mucho. Durante la temporada, Rober me ha puesto vídeos en los que me iba indicando que tenía que cerrar por aquí y por allí, me ha ido inculcando cosas que he ido llevando al terreno de juego. Álvaro Cervera me da confianza y trato de demostrarlo en el campo.

—¿Los desplazamientos para jugar los partidos fuera de casa son motivo de preocupación?

—El tema de los viajes es lo que más puede inquietar cuando llegue la hora de afrontar los partidos de Liga porque tienes que moverte a otros sitios. Es algo que incomoda un poco, queda más de un mes para empezar y aún no sabemos cómo será. Esperemos que todo vaya bien.

—Por último, mójese: ¿Es el Cádiz favorito al ascenso?

—Lo hemos demostrado a lo largo de la temporada, pero ahora lo que cuenta con los once partidos. Sí lo somos aunque no tengamos el juego de otros equipos. El Zaragoza estaba muy bien antes de parar. Hemos sido líderes en casi todas las jornadas y tenemos el ascenso en nuestras manos ahora cuando volvamos. Tenemos que aprovechar los seis partidos en casa, ir a por todo y lograr el sueño por la afición, por la ciudad, por nuestras familias...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios