Cádiz

La zona azul 3.0

  • Emasa dispone desde la semana pasada de una aplicación para hacer los pagos de estos aparcamientos desde los teléfonos móviles sin necesidad de ir al coche

Imagen de la aplicación con la zona azul de Cádiz.

En el mundo de los smartphones y de la comunicación, la zona azul de la capital gaditana, que está gestionada por la empresa municipal Emasa, se va a modernizar gracias a una aplicación que permite entre otras muchas cosas, el pago por teléfono móvil. Este servicio está operando en la capital gaditana desde el pasado 30 de enero.

La iniciativa ha surgido como consecuencia de la adquisición por parte de Emasa de las nuevas terminales e impresoras para los vigilantes de la zona azul. Este proceso se ha hecho con la empresa adjudicataria, Dornier, que ha aportado como mejora en su oferta, un año gratis de la aplicación Telpark para el pago por teléfono móvil.

Esto va a permitir abonar la zona azul desde el móvil, sin monedas y sin necesidad de desplazarse hasta el parquímetro. Entre las novedades que incorpora esta aplicación es que no es necesario realizar ningún depósito previo sino que los pagos quedan reflejados al terminar el estacionamiento. Además también se puede ampliar el tiempo sin necesidad de acudir al vehículo. a colocar un nuevo tique.

Sin embargo, lo que va a permitir a los usuarios es poder pagar por su tiempo exacto de estacionamiento, es decir, la app permite contabilizar exactamente el tiempo que está estacionado el vehículo, de tal manera que cuando el cliente quiere finalizar el estacionamiento, tiene la opción de parar el cronómetro.

La aplicación tiene otra serie de servicios como que recibe un aviso en el móvil cuando va a terminar el tiempo de aparcamiento que ha sido abonado y también cuando ha sido denunciado. Asimismo, también permite abonar y anular la denuncia desde el mismo teléfono móvil.

La capital gaditana no es pionera en este servicio sino que ya está operativa en 70 ciudades de toda España, entre las que se encuentra Madrid, Valencia, Pamplona, Ávila, Tarragona, y también en Portugal, como Portimao, Lagos y Oporto. El primer municipio que lo puso en Andalucía fue el malagueño de Fuengirola en mayo del año pasado.

Todo usuario que quiera tener esta aplicación en su teléfono móvil tiene que dar unos pasos muy sencillos. En primer lugar hay que descargar de manera gratuita la aplicación en las tiendas virtuales de los móviles, en este caso Apple Store o Play Store o en la página web www.telpark.com.

A continuación es necesario rellenar una serie de campos como el nombre, el correo electrónico, el número de teléfono móvil y el código postal. Además, hay espacios reservados para la matrícula del coche para aquella persona que vaya a usar este servicio, aunque se pueden incorporar varias matrículas. También es posible añadir los datos de una tarjeta de crédito o de débito, con el fin de efectuar el abono correspondiente.

De este modo, una vez que han sido aportados los datos personales, tan sólo hay que pinchar en la aplicación del móvil para hacer las pertinentes gestiones, entre los que destacan la contratación de la zona azul y la selección del tiempo de estacionamiento, la posibilidad de ver el estado del recibo (si se ha cumplido o cuánto falta por terminar) e incluso anular las denuncias.

La empresa Dornier asegura que esta aplicación es "un plus adicional a la gestión del aparcamiento regulado y una ventaja y ahorro para los gaditanos".

De este modo, asevera que "esta mejora, aunque pueda parecer sencilla, lleva detrás un complejo desarrollo tecnológico".

La zona azul de Cádiz se implantó en la capital gaditana en el año 1984, en tiempos de Carlos Díaz, y fue una de las primeras ciudades donde se puso en marcha, principalmente por la escasez de plazas de estacionamiento que hacía casi imposible poder aparcar por el casco histórico.

Desde entonces no ha cambiado el sistema de pago a través de las máquinas y los tiques, aunque sí el número de plazas que se ha ido ampliando a casi todo el perímetro del casco histórico, a algunas de Puerta Tierra y, en los meses de verano, también al Paseo Marítimo.

En la actualidad el tiempo máximo de estacionamiento es de tres horas en la zona azul y cada hora sale a 0.90 euros, con fracciones de cinco céntimos. En el caso de denuncia, se puede anular la misma abonándolo en los parquímetros al precio de 4,30 euros si se rebasa el tiempo que estaba en el tique, y de 8,35 en caso de inexistencia del mismo.

A partir de ahora las tarifas siguen siendo las mismas, tanto para el estacionamiento como para las denuncias, pero a las tradicionales máquinas, existe la alternativa de poder pagar a través de esta aplicación en el teléfono móvil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios