Cádiz

"Si hay buena voluntad, el Mercado Gastronómico puede salir adelante"

  • Adif recuerda que la adjudicataria de la terminal de 1905 debe asumir las obras para las redes de servicios para el complejo

A Adif, la empresa pública que gestiona los equipamientos ferroviarios, no le hace gracia que le endosen el papel de malo en el parón que sufre el desarrollo del Plan Plaza de Sevilla. Y rechaza, también, que sea el responsable de los problemas de los inversores del Mercado Gastronómico a la hora de poner en marcha este proyecto, que se debe de desarrollar en la histórica terminal de 1905.

"El pliego de condiciones, que lógicamente tuvo que ser leído y estudiado por los inversores, ya dejaba claro que el acceso y conexión de los servicios externos correría a cargo de los adjudicatarios", destaca a este diario un portavoz de la compañía. El documento advierte que "los suministros que se hagan precisos para el perfecto desarrollo de la actividad a realizar en el inmueble, se contratarán directamente por cuenta y cargo del adjudicatario con las respectivas empresas suministradoras. Caso de no ser posible, el adjudicatario se obliga a hacer efectivo a Adif el importe total de los consumos que se generen por los suministros que ésta le facilite". El documento ya advierte, igualmente, que el edificio de la vieja terminal adolece tanto de los suministros de energía eléctrica como de agua.

Para la empresa pública, el documento es claro en cuanto de ver quién asume estas obras. Por el contrario, los inversores parece que no lo tienen tanto, ya que consideran que es Adif la que tendría que haber afrontado estas obras.

Más allá de estas sustanciales e importantes diferencias, desde Adif se intenta buscar un consenso que evite la quiebra de este proyecto. "Si hay buena voluntad, las conexiones de los servicios para el Mercado Gastronómico no debería de ser un problema, como no lo están siendo para la puesta en marcha de la estación de autobuses interurbanos (que funcionará de forma provisional). Sería una pena que un proyecto tan importante para Cádiz se congelase", respondiendo de esta forma a una de las posibilidades que se han planteado desde la empresa inversora. "Si hay voluntad entre todos, entendemos que este negocio tan importante no se debe dejar escapar", indican.

Hay que tener en cuenta que Adif acumuló fracaso tras fracaso a la hora de poner en uso la vieja terminal. El proyecto del Mercado Gastronómico es el único que ha salido adelante, por lo que una marcha atrás en el mismo podría dejar sin uso el edificio durante años, con lo que ello supone de su evidente deterioro tras una inversión millonaria en su restauración.

La empresa promotora ha planteado la posibilidad de que las empresas municipales de agua y electricidad elaboren sendos estudios para ver la viabilidad técnica, y económica, de aprovechar las redes públicas existentes en la zona para poner en marcha el Mercado Gastronómico. Presumiblemente la operación más complicada será la de la red eléctrica pues un complejo como el previsto en la vieja terminal necesitará de una potencia mayor de la existente lo que, hipotéticamente, obligaría a construir una subestación, como la que en su día se ejecutó en el barrio de Astilleros.

El Ayuntamiento ya ha mostrado su compromiso a buscar, con sus medios, una solución provisional para poder abrir la estación de los autobuses interurbanos, pero no cuenta, por el momento, con fondos para hacer lo mismo con el Mercado Gastronómico.

Las tres administraciones comprometidas con el desarrollo del Plan Plaza de Sevilla han acordado redactar un nuevo acuerdo que actualice el firmado en 2008, teniendo en cuenta las dificultades que se han encontrado en estos años para financiar las obras previstas.

Está pendiente la nueva avenida en Astilleros, un aparcamiento y la urbanización de una zona verde junto a las Calesas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios