Derechos Humanos

La utopía que llegó a ser real

  • Un libro recoge la historia de Riace, un pueblo italiano repoblado por inmigrantes

En primer plano el libro escrito por Tiziana Barillà, sentada a la derecha de la imagen. En primer plano el libro escrito por Tiziana Barillà, sentada a la derecha de la imagen.

En primer plano el libro escrito por Tiziana Barillà, sentada a la derecha de la imagen. / Marcos Piñero

El pasado mes de noviembre, Domenico Lucano, alcalde de Riace, una localidad de Calabria (sur de Italia), fue puesto bajo arresto domiciliario acusado de favorecer la inmigración ilegal. Se acababa así el sueño hecho realidad de este político de repoblar su pequeño pueblo con la acogida de inmigrantes que habían llegado al país de manera irregular.

Esta experiencia, que dio la vuelta al mundo, fue objeto de un documental por parte de Win Wenders y llevó a Lucano a ser elegido en 2016 por la revista Forbes como uno de los líderes mundiales más influyentes, ha sido recogida por la periodista Tiziana Barillà en el libro ‘Utopía de la normalidad. Riace, el modelo de acogida de Domenico Lucano’, que se presentó este martes en el centro Viento del Sur.

Tiziana contó como en Riace convivían hasta 26 nacionalidades en una población de unos 1.800 habitantes, que en 2002 apenas llegaba a los 400. Lucano decidió que “un pueblo despoblado por la emigración debía ser repoblado por la inmigración” y desde entonces se transformó en beneficio de todos. “Hace 20 años llegaba el primer barco a la localidad y todo el mundo acudía al rescate, pero el alcalde no sólo pensaba en ayudarles, si no en cómo esa gente podía ayudar”.

Ese modelo de acogida al inmigrante derivó en que la localidad creciera. “Antes en Riace no había oficina de correos, ni sanidad pública, ni bares, ni siquiera una escuela. 15 años después de implantarse ese modelo, Riace ha abierto una escuela, tiene tres restaurantes, muchas tiendas y un ambulatorio público y accesible, lo que ha revolucionado a la región de Calabria. Dar derechos a estas personas ha dado derechos a los demás”, apuntó la periodista italiana.

Las políticas conservadoras italianas han dado al traste con un modelo alabado en el mundo

Para Tiziana todo esto fue posible porque la riqueza del pueblo era que estaba fuera de la globalización, por lo que la misma pobreza les permitió alejarse del capitalismo y del consumismo”. “El problema no son las personas, si no los poderes económicos. Hay que ponerse del lado de los inmigrantes, de las personas, y huir de la mentira fundada en el miedo: no van a quitarnos los derechos, al revés, los derechos se multiplican y Riace lo ha demostrado”.

Pero este sueño, que llegó a ser una bonita realidad, se transformó en pesadilla el pasado octubre por la deportación de los inmigrantes ordenada por el primer ministro italiano Matteo Salvini y el arresto de Lucano.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios