Los efectos del coronavirus

El sector turístico de Cádiz se hunde en 2020: 59% menos de visitantes

Turistas sevillanos en un hotel de Chiclana.

Turistas sevillanos en un hotel de Chiclana. / Sonia Ramos

El pasado año se cerró con un descenso del 58,9% en el número de usuarios de hoteles en la provincia respecto a 2019, cuando se alcanzaron cifras históricas de ocupación y de pernoctaciones.

Este notable descenso, producto de las distintas restricciones a la movilidad que se han ido adoptando a lo largo de la pandemia de coronavirus, está 15 puntos por debajo de la media nacional por cuanto Cádiz ha tenido meses, centrados en el verano, donde ha liderado la llegada de turistas en todo el país.

El último cuatrimestre se ha ido parejo, sin embargo, al resto de España hasta el punto que en diciembre la provincia se situó en el puesto número once de todo el país en cuanto a visitantes.

La dureza de los datos es aún mayor si tenemos en cuenta que 2020 comenzó muy bien, siguiendo la estela del año anterior en el que se batieron todos los récord, con 2.778.469 viajeros y 8.030.659 pernoctaciones.

En 2020, estas cifras se han hundido: 1.146.690 viajeros y apenas 2.893.332 pernoctaciones, que en este caso ha supuesto un descenso del 63%.

Esta cifra sitúa a 2020 como el peor año de todo el siglo XXI y hace retroceder a la provincia a datos de visitantes propios de la mitad de la última década del pasado siglo

La pérdida de usuarios de los hoteles en la provincia se ha notado, como en el resto del país, en el turismo internacional. La situación sanitaria en España provocó momentos de cierre propio y otros de cierre impuestos por países habitualmente emisores de turistas como el Reino Unido y, especialmente, Alemania, el gran cliente del turismo para la costa gaditana.

De esta forma, de este escaso 1,1 millón de visitantes apenas 188.565 han sido extranjeros, lo que supone un descenso anual del 81%, un porcentaje similar a la media nacional.

Es decir, lo poco que haya podido aguantar el sector hotelero en la provincia desde el inicio de la pandemia ha sido gracias a los turistas nacionales y entre ellos, especialmente en el último cuatrimestre, a los visitantes de otras provincias andaluzas. Eso sí, en julio Cádiz fue la primera provincia elegida por los españoles para viajar, en un momento en el que la tasa de incidencia del coronavirus era casi inexistente y los turistas apostaban por nuestras grandes playas.

Un ejemplo ha sido el pasado mes de diciembre. La cifra total de visitantes fue ridícula: 32.855, frente a 123.166 en 2019. Pues bien, de este número apenas 5.310 fueron turistas internacionales. Y de los nacionales el 77,5% fueron andaluces y ya a enorme distancia madrileños, con un 9% y catalanes con un mínimo 2% del total.

El indicador de las pernoctaciones también se hunde a lo largo de todo el año. Esta es un cifra muy valiosa para el sector pues indica el número de jornadas de estancia de los turistas en los hoteles.

El global apenas llega a 2,9 millones tras superarse los 8 millones un año antes. La cifra en diciembre fue especialmente preocupante: 56.000, con una caída abismal del 76%, lo que indica que el visitantes apenas se quedó como media poco más de una jornada en el lugar elegido de la provincia.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios