La pandemia del coronavirus y el turismo

Cádiz, el destino preferido para el turismo dentro de España en julio

  • La provincia lidera el número de turistas nacionales mientras que queda en tercer lugar en el global de visitantes 

  • El trabajo en el sector cae un 25% y se queda en 6.250 empleos

Turistas paseando por el centro de Cádiz.

Turistas paseando por el centro de Cádiz. / Fito Carreto

El mes de julio ha vuelto a confirmar la fortaleza de la provincia como destino turístico. A pesar de los efectos de la pandemia y de las reticencias a viajar en las vacaciones, Cádiz ha revalidado su posición privilegiada respecto al conjunto de España, que ya se constató con claridad en el mes de junio cuando únicamente Madrid logró superar las cifras de visitantes alcanzadas por nuestra provincia.

Los datos publicados por el INE respecto a julio son más que elocuentes. Para el conjunto de visitantes, tanto nacionales como extranjeros, Cádiz se sitúa en el tercer lugar de España con 226.525 turistas. Esta cifra sólo es superada por Málaga, que se queda a corta distancia con 253.388 a pesar de ser uno de los destinos preferidos en épocas normales, y Baleares, que llega a los 354.129, muy lejos en todo caso de los visitantes habituales en plena temporada alta estival.

Madrid, líder en junio, nota con fuerza las altas cifras de contagio del coronavirus que seguía aportando en el pasado mes, pues baja a apenas 209.179 turistas.

Si en plena crisis, tras meses de obligado cierre y con medio mundo reacio a visitar España, Cádiz cierra julio con estas cifras, dejan ver la excelente posición en la que se sitúa la provincia de cara a la futura normalización sanitaria, cuando el país comience a repuntar de nuevon como destino turístico internacional.

Si en el global somos la tercera provincia en ocupación hotelera, Cádiz lidera el ranking respecto al turismo puramente nacional.

En julio nos visitaron 201.862 turistas procedentes del resto de las provincias españolas, por encima de los 170.162 que fueron a Málaga, los 161.697 que acudieron a Madrid o los apenas 103.363 que optaron por las Islas Baleares.

Este dato nacional es especialmente significativo porque supone, a priori, una cierta garantía de continuidad en los próximos meses, especialmente hasta que alemanes e ingleses, los principales grupos extranjeros que nos visitan, vuelvan a elegirnos.

A la vez, implica un descenso del 25% respecto a los usuarios nacionales del mes de julio de 2019, frente a la brusca caída de los turistas internacionales, con un descenso del 76% y el 36% de bajada global.

En cuanto a las pernoctaciones, un índice que el sector hotelero analiza con lupa, en julio se han quedado en 660.392, lo que supone medio millón menos que hace un año, por lo que se ha rebajado la estancia media en cada localidad.

Según los datos publicados por el INE, durante el pasado mes de julio estuvieron funcionando en la provincia 494 hoteles. Es un buen número a pesar de las circunstancias pues el año pasado se llegaban a 538. Sin embargo, la reducción del empleo ha sido notable. En 2019 el sector alcanzaba los 8.639 empleos mientras que este año se han quedado en 6.250. Con todo, hemos sido la cuarta provincia en este aspecto, tras Baleares, Las Palmas y Málaga. Madrid aporta cifras extremadamente preocupantes pues sólo dio trabajo a 3.338 personas en los hoteles de la provincia.

Los hoteles gaditanos ofertaron 5.000 camas menos que el año pasado y 30.000 más que las que se abrieron durante el mes de junio pasado.

En el conjunto de España durante el mes de julio se movieron 4.330.564 turistas, de los que 3,2 millones eran nacionales y 1,1 millón extranjero. Unas cifras muy alejadas de los 11 millones de turistas del mismo mes del año pasado.

La gran incógnita es ver cómo terminará en la provincia el mes de agosto.

El sector turístico había iniciado el mes fuerte de la temporada con cierto optimismo, con un aumento de la clientela respecto a las previsiones de finales de julio, sobre todo porque las reservas estaban llegando a última hora. Sin embargo, el incremento de los casos de coronavirus también en nuestra provincia, que en buena parte se venía librando de las altas cifras alcanzadas en otros puntos turísticos del país, y el temor a hacer viajes puede haber parado en seco esta leve recuperación de las cifras en la segunda quincena del mes.

Con todo, el sector pone sobre la mesa la excelente imagen que tiene la provincia para los visitantes. A la fortaleza de la costa puramente turística, desde Tarifa a Rota, se le ha unido en los últimos años la entrada de lleno de la capital como uno de los grandes referentes turísticos incluso a nivel internacional. Queda por ver cómo afectará a todo ello la persistencia de la pandemia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios