Un espacio vital para Cádiz

El subterráneo de Astilleros, a un paso de ser realidad

  • Los servicios afectados por el Plan Plaza de Sevilla se reúnen el próximo jueves. La licitación del parking se podrá realizar en breves fechas si existe un acuerdo sobre los espacios.

El proyecto de la construcción del nuevo aparcamiento subterráneo de Emasa en la avenida de Astilleros, junto a la estación de tren, puede dar un paso muy importante la próxima semana. El jueves 9 se ha convocado una reunión de los servicios afectados dentro del conjunto de actuaciones que forman parte del Plan Plaza de Sevilla. Técnicos de ADIF, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Cádiz deberán llegar a un acuerdo sobre las diferentes actuaciones que se van a realizar y su distribución sobre el terreno. Si el futuro estacionamiento recibe el visto bueno en dicho encuentro, la obra podría ser ya licitada.

En esta reunión, se tienen que tomar decisiones sobre aspectos como el espacio en el que Emasa podrá actuar para la construcción del aparcamiento o las zonas por las que discurrirá el futuro tranvía y el lugar en el que se colocará el apeadero para los usuarios de este medio de transporte.

Junto a este trámite, técnicos municipales realizarán dentro de dos semanas un estudio geotécnico para conocer la naturaleza y las características del suelo en el que se va a construir el aparcamiento. Un examen previo que se debe hacer para que la obra pueda ser finalmente licitada.

La previsión inicial es que el principal problema con el que se puede encontrar el subterráneo es el nivel freático en este terreno, por lo que se deberá buscar la fórmula para evacuar el agua que aparezca hacia el muelle.

De esta manera, si las intenciones municipales se cumplen, en unas semanas ya se podrá comenzar el proceso para elegir la empresa que se hará cargo de la construcción del aparcamiento.

El estacionamiento subterráneo de Astilleros, cuyo proyecto básico ya fue aprobado a finales del pasado diciembre, ocupará una superficie de 6.336,63 metros cuadrados y albergará 248 plazas en su única planta. La inversión total será de 5.270.139,95 euros y el plazo de ejecución se situará en torno a los 18 meses. Esta será la primera fase, ya que posteriormente se quiere acometer una segunda parte en la plaza de Sevilla, en la zona que ocupa actualmente la Casa del Mar.

La financiación del aparcamiento ya está asegurada, ya que en diciembre cerró Emasa el préstamo bancario con Caja Rural por 2,75 millones de euros. A esta cantidad se suma la conseguida por la venta de los antiguos Talleres Faro a la Zona Franca, que alcanzó los dos millones de euros.

En un principio, la previsión de Emasa era que las obras hubieran comenzado durante el mes de marzo. Sin embargo, esto ha sido imposible debido a un problema burocrático surgido por la propiedad de los terrenos entre el Ayuntamiento y ADIF. Por este motivo, se han tenido que deslindar las parcelas para que no existieran problemas y el proyecto pudiera seguir adelante.

Para la realización del estacionamiento, los técnicos municipales van a proponer en el pliego de condiciones que la construcción se haga por un sistema en mina. El primer paso de las obras sería la colocación de los muros de pantalla que delimitarán el aparcamiento. Posteriormente, se procedería a la construcción del techo del subterráneo. Una vez acabado, se procedería al vaciado de la tierra existente en la planta del aparcamiento, lo que se realizaría por un lateral y no por el sistema habitual a cielo abierto.

Al ir por encima del subterráneo la futura avenida de Astilleros y no contar con parques o construcciones, esto permitiría el asfaltado de la vía y su uso antes de estar acabadas las obras del parking.

A su comienzo, el tráfico, que se verá incrementado cuando se abra el segundo puente, pasará por el interior del Muelle Pesquero, teniendo entrada y salida por la factoría de Navantia y el propio muelle, para lo que se deberá acordonar el espacio que ocupará la carretera durante los trabajos. Una vez avanzado el estacionamiento, y si las condiciones de seguridad lo permiten, la circulación se combinaría entre el puerto y la nueva avenida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios