infraestructuras | las próximas obras en la carretera industrial

Dos soluciones provisionales dan vida a la avenida de Astilleros

  • El Ayuntamiento ya está licitando la primera fase de reurbanización y los dos aparcamientos de Emasa a la espera de encontrar la financiación

Comentarios 5
Urbanización de la avenida de Astilleros Urbanización de la avenida de Astilleros

Urbanización de la avenida de Astilleros

(Pinche sobre la imagen para ampliar)

La transformación de la plaza de Sevilla y la avenida de Astilleros es uno de esos eternos proyectos de la ciudad que no termina de arrancar. Esta operación tan compleja se fraguó en un convenio en 2008 entre el Ayuntamiento de Cádiz, la Junta de Andalucía y Adif. Sin embargo, las nuevas infraestructuras, una vía moderna que absorberá el tráfico procedente del segundo puente y un vestíbulo de entrada al casco antiguo coronado por la puesta en marcha de la rehabilitada estación de ferrocarril de 1905 siguen atascados, aunque poco a poco se están produciendo movimientos entre las administraciones implicadas para que este plan comience a tomar forma de manera definitiva. La búsqueda de alternativas ante la falta de fondos de la sociedad estatal, que ha mantenido bloqueado este plan, ha propiciado un escenario diferente en los últimos meses que puede fructificar próximamente. El cambio de piezas entre el Consistorio gaditano y el Ministerio del Interior puede motivar la futura reurbanización de la Carretera Industrial y la construcción de la Comisaría Provincial de la Policía Nacional en los terrenos terciarios de la empresa ferroviaria junto a la estación de tren. Pero hasta que estas buenas intenciones no se constaten en el Protocolo de Cesión de Espacios no se sabrá con claridad cuándo se podrá afrontar esta profunda intervención que va a beneficiar a la transformación de la capital gaditana.

Para ello, todavía queda mucho tiempo. Quizás pasarán varios años hasta que nuestros ojos puedan ver tantos proyectos convertidos en realidad. De hecho, en la actualidad la única actuación que afecta a este lugar que ya se ha terminado y se encuentra en funcionamiento es la nueva estación de autobuses que ha ejecutado la Junta de Andalucía, que se inauguró el pasado mes de octubre.

Por ello, en próximas fechas se van a afrontar varios trabajos provisionales que van a cambiarle la cara a la avenida de Astilleros antes de que llegue el momento de la gran reurbanización. Unas obras que ya se han iniciado en el lado del Muelle Pesquero, en donde ya se está trabajando en la reordenación de los accesos a las instalaciones portuarias, que contarán con una entrada más cerca de la nueva estación de autobuses. Asimismo, el actual muro que separa el puerto de la Carretera Industrial se retranqueará, por lo que se generará un nuevo espacio libre.

El futuro de la nueva avenida de Astilleros El futuro de la nueva avenida de Astilleros

El futuro de la nueva avenida de Astilleros

(Pinche para ampliar la imagen)

A partir de esta obra, se abren paso dos nuevas intervenciones provisionales que van a cambiar la fisonomía de este espacio. La principal de ellas es la ejecución de la primera fase de la reurbanización de la avenida de Astilleros. Estos trabajos, que tendrán un carácter temporal, los ha sacado a licitación el Ayuntamiento de Cádiz con el objetivo de darle un importante lavado de cara a esta vía, cuya carretera se encuentra en un deplorable estado de conservación, lo que supone un importante peligro para los conductores que la utilizan a diario por la gran cantidad de baches que hay en la calzada.

Esta falta de seguridad ha sido la excusa del Consistorio gaditano para afrontar estos trabajos, que van a tener una especial incidencia en el casco antiguo a pesar de su carácter provisional. El primero de ellos será la eliminación de los aparcamientos en toda esta avenida, que era una de las vías de escapes para los conductores que no paran de dar vueltas por el centro de la ciudad para intentar estacionar sus coches. Esto se debe a que se va a construir el ramal del carril bici que atraviesa la avenida de Astilleros, que pasará a ocupar este espacio en el lado junto al muro del Muelle Pesquero y Astilleros. En el tramo que discurre entre la actual puerta de las instalaciones portuarias y el futuro acceso a la dársena será ejecutado con su diseño definitivo, contando con una zona de resguardo que lo separará del tráfico de vehículos, lo que garantizará la seguridad de los ciclistas con elementos de separación como alcorques. El resto de la vía ciclista presentará una terminación temporal, ya que su ejecución definitiva se hará con la reurbanización de todo este espacio. Junto a esto, el principal cambio se realizará con el arreglo del asfalto al reforzarse el firme, algo que agradecerán los amortiguadores de los vehículos. A esto se sumará todo el trabajo en las redes subterráneas de aguas fecales, suministro de agua potable, la distribución de baja tensión y el alumbrado público, que se verá reforzado en el tramo de acerado junto a la estación de tren. Otro punto importante será la reforma de la red de semáforos de la Carretera Industrial, que va a beneficiar al control de la entrada y salida de vehículos de la estación de autobuses.

Ésta no es la única actuación temporal que se va a afrontar en próximas fechas. La empresa municipal de aparcamientos Emasa va a construir en la avenida de Astilleros dos estacionamientos provisionales para dar respuesta a la alta demanda que se va a producir en la ciudad por la eliminación de plazas debido a la construcción del carril bici, además de tener un fin disuasorio para que los vehículos no entren en el casco antiguo de la capital gaditana.

Uno de los aparcamientos ocupará los terrenos que quedarán liberados del Muelle Pesquero tras las obras que realiza en la actualidad la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz para reordenar los accesos, contando con una nueva entrada en plena avenida de Astilleros. El retranqueo del muro permitirá que la empresa municipal de aparcamientos asuma la explotación de este nuevo estacionamiento tras el convenio acordado por ambas partes. Al otro lado de la carretera, se instalará otro estacionamiento provisional en un solar de Adif que actualmente se encuentra en uso de manera precaria por parte de los conductores, a pesar de no estar asfaltado, tener multitud de piedras e inundarse cada vez que llueve.

A partir de estas obras provisionales, lo único cierto es que las obras avanzan en la gasolinera que prestará sus servicios junto a la estación de autobuses y el Mercado Gastronómico podría abrir sus puertas a finales del presente año. Junto a esto, también se sabe que próximamente se producirá el traslado del actual aparcamiento en superficie de la estación de tren al otro lado del apeadero, aunque esto no se realizará hasta que no se acondicione la parcela que ocupará el nuevo estacionamiento, con menos plazas que el que explota Saba actualmente. Esto permitirá liberar el solar que ocupará el Gran Parque de la Estación. Pero, como suele pasar, falta lo fundamental: la financiación de una obra de tal calado.

A partir de ahí, todo son incógnitas. La principal es qué va a pasar con la reurbanización de la avenida de Astilleros. Para ello, se encuentran muy avanzadas las negociaciones entre el Ayuntamiento y el Ministerio del Interior para dar a luz el Protocolo de Cesión de Espacios por el cual el Consistorio cede parte de la parcela de uso terciario de Adif -que renuncia a ella para no tener que acometer las obras que por su parte se incluían en el Plan Plaza de Sevilla- que se encuentra junto a la instalación ferroviaria para la construcción de la futura Comisaría Provincial de la Policía Nacional. A cambio, el Consistorio se quedaría con los dos edificios policiales para financiar las obras de la avenida de Astilleros con las plusvalías por su venta. Asimismo, en este espacio también se debe cerrar la construcción del nuevo edificio del Servicio Público de Empleo Estatal y un equipamiento comercial.

A partir de ahí, y con el objetivo de que la avenida de Astilleros se convierta en una vía con cuatro carriles -dos en cada sentido-, todavía se deben cerrar asuntos como la segunda línea del tranvía -que depende de la Junta de Andalucía- y el derribo de la Aduana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios