La crisis del coronavirus Los sindicatos de la limpieza viaria de Cádiz denuncian sobrecarga de trabajo y ausencia de medidas de seguridad

  • CCOO y Csif indican que podrían estar en la calle “la mitad” de los operarios dispuestos por Sufi Cointer

  • Aseguran que la empresa está obligando a trabajar a personas de riesgo

Dos trabajadores de la empresa de limpieza durante el tiempo del bocadillo Dos trabajadores de la empresa de limpieza durante el tiempo del bocadillo

Dos trabajadores de la empresa de limpieza durante el tiempo del bocadillo / Julio González (Cádiz)

Trabajando más de lo habitual y sin ningún tipo de medida sanitaria protectora. Así están desarrollando su día a día los operarios del servicio de limpieza viaria y recogida de basuras de Cádiz, según la denuncia hecha pública por los sindicatos Comisiones Obreras y Csif.

Según estos dos sindicatos que junto a UGT forman parte del comité de trabajadores, empresa (Sufi Cointer) y Ayuntamiento acordaron el pasado 17 de marzo reducir los servicios para evitar lo máximo posible la exposición de los trabajadores al virus Covid-19 al mismo tiempo que se asegura la limpieza de la ciudad. Una reducción que correspondería con una menor suciedad en las calles a raíz del confinamiento.

El problema radica en que ese trabajo no se ha visto reducido, ni los trabajadores están recibiendo los equipos de protección necesarios para evitar el contagio del virus, ni -lo que parece más grave- se están quedando en casa los empleados que presentan un mayor nivel de riesgo ante el coronavirus.

Según aseguran, en el acuerdo con el Ayuntamiento del pasado día 17 se estableció que con motivo de la reducción del servicio "se atendería a las capacidades saludables de los trabajadores quienes, por mediación de los informes clínicos emitidos por la mutua de la empresa, podrán solicitar la permanencia en el domicilio sin que ello suponga detrimento alguno en las cantidades salariales percibidas". No obstante, "la empresa hace caso omiso a estas recomendaciones, haciendo trabajar a compañeros que pertenecen a colectivos de riesgo", denuncian.

Además, el trabajo se está realizando sin los medios necesarios para proteger a los operarios de la exposición al virus. "Los operarios salen a trabajar sin medios apropiados que garanticen su seguridad frente al Covid-19, vulnerando con ello lo dictaminado en el Estatuto de los Trabajadores, en el Decreto emitido por el Gobierno para el estado de alarma y en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales", indican.

Por último, los sindicatos denuncian que están saliendo a la calle "alrededor de 200 operarios, cuando podrían hacerlo la mitad". "Se ha reorganizado el trabajo, pero dejando el mismo número de personas en la calle", añade un portavoz del comité, que explica que se siguen haciendo los mismos servicios que antes del inicio de la epidemia. "Normalmente salimos 24 personas para el barrido, por ejemplo, y ahora están saliendo quince. Pero se siguen haciendo todos los sectores sin problemas. No se están haciendo a fondo, pero sí se están haciendo todos", explica. 

Csif y Comisiones Obreras aseguran que el compromiso del Ayuntamiento con la empresa prestataria del servicio es el pago del 100% del canon mensual estipulado (1.371.608,91 euros). "Por lo tanto, no entendemos por qué están haciendo esto cuando realmente no es necesario", denuncian.

Todo ello está siendo denunciado "y suplicado" a los encargados en materia de salud y prevención laboral de la empresa, que "están haciendo caso omiso" a estas reivindicaciones de la plantilla. Ante lo cual, los sindicatos plantean ahora elevar las denuncias a otros organismos competentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios