Contenido patrocinado

El sector funerario se moderniza

  • Los servicios funerarios han dejado de ser un tema tabú, a pesar del dolor que acompaña estos momentos

Un ataúd con flores. Un ataúd con flores.

Un ataúd con flores.

La pérdida de un ser querido ha sido desde siempre uno de los episodios más dolorosos de la vida de una persona. Este es sin duda uno de los motivos por los que hablar de la muerte y los servicios funerarios ha sido un tema sumamente delicado durante siglos, como si no hablar de ello consiguiera hacer que no se produjera este oscuro momento.

Hoy, posiblemente gracias a las nuevas tecnologías, hablar de coronas de flores, entierros e incineraciones no parece algo tan prohibido como antes. Aunque el dolor que acompaña a la pérdida sigue siendo el mismo, podemos acudir a servicios profesionales online para rendir el último adiós a familiares y amigos.

Flores, un último regalo

Si hay algo que acompaña siempre a la celebración de un funeral, sin duda son las flores. Ramos, centros y coronas se encargan en parte para rendir tributo a la persona que ha fallecido, pero también como recordatorio a quienes están vivos, diciendo que se les acompaña en el dolor.

Hoy gracias a Internet estar lejos en estos momentos no supone ningún problema para enviar una corona de flores para difuntos. Basta con entrar en un portal especializado, mirar el amplio surtido de opciones que tiene y escoger la que se considera más adecuada en función de los gustos de quien ha fallecido o de sus familiares. Se trata de un detalle que siempre se agradece, ya que aunque no se pueda estar allí físicamente en estos duros momentos, es un mensaje de recuerdo con el que se dice a todo el mundo que estamos compartiendo sentimientos a pesar de la distancia.

Lo cierto es que las flores han estado muy ligadas desde siempre a las costumbres funerarias. Hoy lo siguen estando, aunque gracias a la tecnología no es necesario acudir a una floristería, sino que se puede hacer un envío simplemente entrando en Internet.

Información de interés

Cuando ocurre una pérdida, es bastante difícil centrarse y tener la mente despejada. Hoy la red también ayuda en este sentido, con información sobre servicios y espacios en los que dar el último adiós.

Un ejemplo de ello es el portal tanatorio.info, donde se puede acceder a toda la información de los tanatorios de Cádiz, Málaga y el resto de España. Desde la localización de cada instalación para saber dónde se encuentran hasta detalles como los horarios de atención, qué tipo de servicios se ofrecen en cada uno de ellos e incluso las combinaciones de transporte público que hay para acceder sin coche. También incluye detalles como número de salas, teléfono, etc.

Este tipo de portales muestran que hablar del sector funerario ya no es un tema tan espinoso como lo era hace poco tiempo. Sigue siendo un asunto serio y complejo, pero se habla de ello con más naturalidad y menos complejos.

Servicios profesionales ante una pérdida

No hay duda de que la muerte de alguien es una situación sumamente dolorosa. Algo nos dice que no estamos hechos para pasar por este trauma, ya que de lo contrario lo asumiríamos como algo natural, y todos de un modo u otro nos negamos a aceptarlo. Si a esto le unimos el hecho de que hay un montón de cosas que organizar, la situación puede llevarnos a un estado de colapso mental.

Aquí es donde entran en juego los servicios funerarios, que gracias a la tecnología son hoy más accesibles que nunca. El sector se empieza a adaptar para prestar atención a una demanda que va más allá de un simple servicio comercial. Se busca ofrecer tanto al fallecido como a sus seres queridos la asistencia necesaria en un momento trágico, para aliviar en la medida de lo posible la carga que esto supone.