Cádiz

Las obras de reforma de la plaza de Mina terminarán el viernes

  • El Ayuntamiento destaca que la plaza podrá ser utilizada en Carnaval · Tras las fiestas queda pendiente la instalación de los quioscos, el templente y las plantas

La Plaza de Mina estrenará imagen este viernes. Después de un año y cinco meses desde que se iniciaran los trabajos de remodelación de este enclave del casco histórico, las obras finalizarán el próximo día 12, según ha anunciado a este periódico el Ayuntamiento. De esta forma, no sólo concluye uno de los grandes proyectos municipales (que se ha realizado en su mayor parte con fondos estatales provinientes del Plan E 2009) de los últimos meses sino que lo hace justo en la antesala del Carnaval. De hecho, esto último era la intención del Ayuntamiento, que en las fiestas no hubiera zonas de Mina acotadas por vallas.

Y una vez concluyan las obras de reforma y sustitución del pavimento de esta plaza, quedarán tres proyectos pendientes para después de Carnaval.

El primero de ellos es el de la instalación del templete de la zona central, que después de varios intentos ha sido al fin aprobado en la última reunión de la comisión provincial de Cultura -según ha informado el Ayuntamiento-. Por ello, se informa que ahora se está ultimando el proyecto de ejecución, en base a esas modificaciones que ha habido que practicar en el proyecto original para acometer la estructura, que será desmontable.

Otro proyecto que quedará pendiente es el de la instalación de los quioscos que se situaban en las esquinas de la plaza con las calles Calderón de la Barca y Enrique de las Marinas. Las estructuras han sido sustituidas por otras nuevas que al parecer ya obran en poder del Ayuntamiento. Una de ellas seguirá estando ocupada para la actividad de frutos secos que desde hace años desarrolla el mismo titular de la concesión, que precisamente en los últimos meses ocupa una caseta provisional en la propia plaza. Sobre el otro quiosco, fuentes municipales indican que el titular declinó la concesión el pasado año, por lo que habrá que dar un nuevo uso a la instalación. En este sentido, aunque aún no hay nada decidido de forma definitiva, todo apunta a que este quiosco tendrá se destinará a fines turísticos.

Y la guinda a la nueva Plaza de Mina será la de la renovación de todas las zonas verdes. Esto también se hará después de Carnaval (evitando así posibles destrozos y actos vandálicos durante las fiestas) y contempla la sustitución de todas las plantas existentes en la actualidad así como el relleno de los alcorques vacíos.

Estas tres operaciones completarán un proyecto que se ha acometido en diferentes fases desde que a principios de septiembre de 2008 se levantara el tramo situado en el frente del Museo. Por medio ha habido también un parón provocado por la paralización de las obras por parte de la Junta de Andalucía ya que no existía permiso previo para remover tierras y apareció un muro del antiguo convento de San Francisco, donde pertenecía la plaza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios