Cádiz

La reforma de la Glorieta Ingeniero La Cierva comenzará en unos días

  • Las obras durarán seis meses, se subsanarán los fallos en las filtraciones y se procederá a un cambio de diseño de la plaza

La reforma de la Glorieta Ingeniero La Cierva va a comenzar unos días después de que en la Junta de Gobierno Local se le dio autorización a la Empresa Municipal de Aparcamientos (Emasa) para que pudiera comenzar los trabajos.

Estos cambios nacen del contencioso que mantuvo el Ayuntamiento de Cádiz a través de esta sociedad con Agromán, la empresa que construyó el aparcamiento subterráneo de la Glorieta y que actualmente explota Emasa. Este se concluyó en el año 1993 y desde el principio ya se vio que había filtraciones de agua que pasaban al subsuelo, por lo que el ayuntamiento decidió poner una demanda a la empresa constructora. Los tribunales dieron la razón al Consistorio y por tanto Agromán tiene que financiar el levantamiento de toda la plaza para que sea sellada y la restitución de todos los elementos. No obstante, desde el ayuntamiento se va a aprovechar para mejorar y reformar la plaza. La diferencia de coste la abonará el Consistorio. El total de los trabajos están estipulados en un millón de euros.

En este sentido, la obra se va a dividir en dos fases. La primera, mucho más amplia, comprenderá desde la zona contigua al quiosco de Baro hasta la avenida. La segunda será desde ese punto y en dirección al hotel Playa Victoria. En total las obras durarán seis meses desde el mismo momento en el que se inicien.

Por una parte se procederá a la corrección de las filtraciones de agua de lluvia a través del forjado/cubierta de la plaza, para lo cual se levantará toda la solería y el mobiliario urbano. Tras terminar la impermeabilización se procederá a realizar las pruebas de estanqueidad en la cubierta de la plaza para garantizar que no haya goteras.

Una vez que concluyan estas, se regularizarán los niveles de las superficie con fibra rastreada y nivelada, que protegerá la impermeabilización.

En la plaza a partir de ahora habrá cuatro tipos de solerías y sobre todo se va a acabar con los escalones que tiene la misma y que la hacía muy incómoda e incluso peligrosa.

Los diferentes tapetes irán rematados perimetralmente mediante encintados de color negro en diferentes formatos, así como se realizará una zona de pavimento con caucho multicolor para los juegos infantiles.

A todo ello habrá que unirle la recolocación de los citados juegos infantiles, las papeleras y las pérgolas, que serán reparadas. Se dotará a la plaza de más bancos prefabricados tipo olas, se reubicarán un total de 15 maceteros y 13 bancos de soporte de farolas y también se repondrán las especies arbóreas.

La alcaldesa, Teófila Martínez, dijo ayer que el nuevo diseño "está más acorde con los tiempos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios