Cádiz

El proyecto de Valcárcel busca inversión europea

  • Diputación y UCA acuerdan presentar a los fondos de recuperación Next Generation la propuesta de convertir el histórico edificio en la Facultad de Educación

El edificio Valcárcel. El edificio Valcárcel.

El edificio Valcárcel. / Lourdes de Vicente

Nueva ventana a la esperanza para Valcárcel. Tras los últimos varapalos de una Junta de Andalucía que mantiene en el limbo el proyecto de traer a Cádiz la Facultad de Educación, dos de las administraciones implicadas (la propia Universidad y la Diputación Provincial, propietaria del edificio que ha cedido temporalmente para este proyecto universitario) han acordado probar suerte en Europa. Si Andalucía cierra las puertas al proyecto, la esperanza de su viabilidad se asienta ahora en los fondos de recuperación Next Generation anunciados por la Unión Europea.

Así lo han acordado este jueves la presidenta de la Diputación, Irene García, y el rector de la UCA, Francisco Piniella, durante una reunión mantenida para repasar la evolución de diversas iniciativas que se vienen trabajando de manera conjunta entre estas dos instituciones y a las que se les podía buscar nuevas vías de financiación.

García y Piniella han puesto de relieve “la oportunidad que representa el proyecto para la dinamización económica y la modernización de la ciudad de Cádiz”, así como la propuesta de convertir Valcárcel “en una referencia nacional e internacional en investigación e innovación en un ámbito de conocimiento básico para la construcción del futuro de los países que integran la Unión Europea, donde la educación debe colocarse en la vanguardia en digitalización y sostenibilidad de los procesos de enseñanza y aprendizaje”. Con este discurso buscan convencer a Europa de la idoneidad de apostar por un proyecto cuya valoración económica ronda los 40 millones de euros, adaptando la realidad (una nueva facultad de Educación) a los criterios que regirán este fondo extraordinario para la reconstrucción como consecuencia de la Covid-19.

De hecho, del proyecto elaborado por la UCA se resalta el “potente capítulo en inversiones científicas que contempla seis nuevos laboratorios de última generación (sonido, psicología, neuropsicología, biomecánica, fisiología e idiomas), varios talleres (educación infantil, música o dramatización), así como aulas de informática y de teledocencia para robustecer la digitalización de la actividad académica y de investigación del centro”.

Conviene tener en cuenta que estos fondos Next Generation girarán sobre cuatro ejes: promover la cohesión económica, social y territorial de la UE; fortalecer la resiliencia y la capacidad de ajuste de los Estados miembros; mitigar las repercusiones sociales y económicas de la crisis de la COVID-19; y apoyar las transiciones ecológica y digital. Y, a su vez, España ha diseñado diez “políticas palanca” en las que deberán enmarcarse las ayudas, que en el caso de Valcárcel pueden vincularse a las infraestructuras y ecosistemas resilientes; transición energética; pacto por la ciencia y la innovación; educación y formación continua; o impulso de la industria de la cultura y el deporte.

“El proyecto de la UCA supondrá un fortalecimiento del cinturón universitario de Cádiz, así como un impulso a la dinamización económica, social y cultural de una zona emblemática de la capital gaditana”, ha insistido Irene García, que explica que “ante la reiterada insistencia de los actuales responsables de la Junta de Andalucía respecto a su rechazo a financiar dicha actuación, entendemos que es todo un acierto recurrir a este mecanismo excepcional que abre una oportunidad que nos ha sido vetada hasta ahora”.

Por su parte, el rector de la Universidad ha calificado el proyecto de Valcárcel como “una oportunidad para la UCA, para la ciudad y para el conjunto de la provincia porque apuesta por un modelo de economía basado en el conocimiento, la investigación y la innovación y porque va mucho más allá de la rehabilitación de un edificio patrimonial ya que convierte a Ciencias de la Educación en un epicentro para la investigación, innovación y transferencia en un proyecto europeo de sociedad democrática y sostenible en donde la educación debe ser una pieza angular”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios