Polémica por el traslado de Ciencias de la Educación a Valcárcel “La Facultad de Educación es la más cutre de toda la UCA”

Edificio actual de la Facultad de Ciencias de la Educación, ubicado en el campus de Puerto Real. Edificio actual de la Facultad de Ciencias de la Educación, ubicado en el campus de Puerto Real.

Edificio actual de la Facultad de Ciencias de la Educación, ubicado en el campus de Puerto Real. / Jesús Marín

Horas después de que la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Ana Mestre, diera lo que se ha considerado en todos los ámbitos como el “carpetazo” o el “estocazo” del proyecto de traslado a Valcárcel de la Facultad de Ciencias de la Educación, su actual decana, Lourdes Sánchez, considera que “me parece que esta señora no conoce la realidad de este centro”.

Mestre puso en entredicho que existiera un consenso real sobre el traslado a Cádiz de la Facultad de Educación. “Lo que me llega a mí es que no existe ese consenso”.

La máxima representante de la Junta en Cádiz defendió que parte de la comunidad universitaria parecía reacia a que Educación se imparta en Valcárcel.

La decana del centro de la UCA ubicado en Puerto Real fue muy clara: “Ciencias de la Educación es la facultad más cutre entre todas las de la Universidad de Cádiz”. Lo dice la persona que a día de hoy lucha contra las decenas de deficiencias que padecen estas instalaciones ubicadas en Río San Pedro.

Lo primero que pone sobre la mesa Lourdes Sánchez es la imposibilidad de ampliar la facultad no sólo por el entorno sino porque ya se ha llegado al máximo coeficiente de edificabilidad que a día de hoy permite la ley. “El centro se ha quedado pequeño. El edificio es de los años 80 y se hizo sin previsión de futuro”, aclara Sánchez.

Habla de que este centro del campus de Puerto Real soporta una media de unos tres mil alumnos por curso y unos 200 profesores. “Aquí no cabemos”.

Se echa las manos a la cabeza cuando repite mentalmente las palabras de Mestre en las que expresaba su duda sobre que la comunidad universitaria no estaba con el traslado de Educación a Valcárcel.

“El edificio no está preparado para la docencia que se imparte”. Algo tan sencillo como unos enchufes. Al parecer, según afirma la decana, cada aula cuenta sólo con dos enchufes, de manera que uno se utiliza para la calefacción y otro para el ordenador del profesor. “Y ya puestos a hablar de calefacción, el centro carece de sistema de climatización. Es un sistema de placas de los años 80 y la mitad de ellas no funcionan y gastan, además, una barbaridad”. Para colmo, según cuenta Lourdes Sánchez, el edificio no cuenta con un sistema adecuado de aislamiento, lo que hace pasar tanto a alumnos como a profesores unos inviernos especialmente fríos. “Pero en el momento en que dos profesores ponen la calefacción en dos clases a la vez, salta la luz porque tampoco contamos con suficiente potencia eléctrica, de manera que media facultad se queda a oscuras cada dos por tres”.

La vuelta a las clases online de la población universitaria lo está poniendo todo algo más fácil, pero la decana de Ciencias de la Educación de la Universidad de Cádiz describe que “los profesores no tienen despacho. Hay despachos compartido hasta por cinco y seis profesores. Hay mesas compartidas por más de un profesor y eso que me diga la delegada de la Junta si son condiciones adecuadas para trabajar”.

A la pregunta sobre si la UCA podría tener parte de culpa de esta dejadez, Lourdes Sánchez defiende que se han ido haciendo cosas, pero, por ejemplo, si la unidad eléctrica no admite más potencia, “pues no la admite y o se amplía o no hay calefacción”.

Y son hechos, según apunta la responsable de Ciencias de la Educación, que recuerda que el curso pasado se les cayó un trozo de techo de un pasillo, “y ahora acabo de ver que se ha caído un trozo de cornisa en uno de los patios”.

“Escuchar que un representante de la Junta diga eso demuestra que no conoce la realidad de este centro y, lo peor, es que nunca ha preguntado si necesitamos irnos de aquí o no”. De hecho, para los que aún piensan que la comunidad universitaria está contra el traslado, Lourdes Sánchez incide en que se han llevado varias Juntas de Facultad pidiendo mejoras para el centro.

“Aquí no nos podemos quedar. Esto se ha quedado obsoleto”.

Y puestos a pensar en otras opciones, la decana de la facultad de Ciencias de la Educación insiste en que Valcárcel ya tiene una inversión hecha porque ya se cuenta con un proyecto inicial para el que al propia Junta dio ya un dinero. “En ese proyecto está ya todo planificado. Dónde van las aulas, dónde los laboratorios, dónde los seminarios, las salas de reuniones, los despachos. Otra opción es empezar de cero pero eso es un auténtico culebrón que se va a alargar mucho en el tiempo”, según Lourdes Sánchez, que muestra su repulsa contra las declaraciones de la delegada del Gobierno de la Junta en Cádiz, Ana Mestre.

Lourdes Sánchez defiende que el dinero que hace falta para este proyecto de traslado no lo tiene la UCA, “no es tan rica... está claro que la Junta de Andalucía tiene que apostar por la Educación, pero parece que eso no vende para los políticos”.

La decana advierte que ya hay personas que se están viendo perjudicadas en su formación y en su trabajo diario. “En el momento en que tengo que meter a seis profesores en un despacho y compartir mesa, o cuando hay tutorías o revisiones de exámenes y tenemos que pedir al resto de los compañeros que se salgan. Los alumnos están apretados e incómodos y nos hace falta una infraestructura adecuada”.

Ciencias de la Educación “no ha tirado la toalla”. “Le puedo decir que ahora mismo este centro es el más cutre de todos los edificios con los que cuenta la Universidad de Cádiz. No pido un edificio de diseño sino algo operativo que nos solucione los problemas que venimos pasando desde hace años”, remata la actual decana, Lourdes Sánchez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios