Cádiz

El presupuesto del Ayuntamiento de Cádiz cumple dos años

  • Tal día como hoy en 2018 se aprobó, en fase inicial, el documento que sigue en vigor

  • El alcalde lleva anunciando desde octubre que ya había borrador

El alcalde José María González Kichi el día que hizo balance de sus 100 primeros días de gobierno El alcalde José María González Kichi el día que hizo balance de sus 100 primeros días de gobierno

El alcalde José María González Kichi el día que hizo balance de sus 100 primeros días de gobierno / M.F.

Uno de los documentos más importantes para la gestión de una administración, o de cualquier entidad, es su presupuesto económico. Si no lo más importante, porque refleja la capacidad que habrá durante el próximo ejercicio para desarrollar las actividades o proyectos que se consideren. En política, cobra además trascendencia el presupuesto porque, dicen, determina las líneas ideológicas o la forma de dirigir una administración por el partido o los partidos que estén al frente de ellas. Los presupuestos, además, se elaboran por períodos de doce meses. Cada año, un presupuesto. Entre otras cosas porque en el transcurso de doce meses ocurren muchas cosas, se dan muchas situaciones y se pueden ver alterados los capítulos de ingresos y las necesidades de gastos de cualquier entidad.

Dicho todo esto, el presupuesto del Ayuntamiento de Cádiz está hoy de aniversario. Tal día como hoy en el año 2018 el Pleno aprobaba el que por el momento es el último presupuesto vigente, aún en vigor tras haber sido prorrogado todo el año 2019 y el medio año que ya ha transcurrido de 2020; y también el único presupuesto que el equipo de gobierno que dirige José María González ha logrado poner en marcha desde su llegada a San Juan de Dios van a cumplirse ahora cinco años. Porque sí aprobó otro anterior, en 2016 (por Junta de Gobierno Local al no conseguir la mayoría en el Pleno) que anuló posteriormente la Justicia.

El bagaje, en este caso, es bastante negativo para el equipo de gobierno, que en cinco años de gestión sólo ha funcionado con un presupuesto económico. Sobre todo porque a lo largo del año son varias las ocasiones en las que el propio alcalde, algunos de los concejales o asesores del Gobierno local han ido asegurando que el documento estaba a punto de culminarse para someterse a aprobación.

Desde octubre de 2019, de hecho, lleva el gobierno de José María González asegurando que el presupuesto de 2020 está ultimado. En esa primera ocasión fue el propio alcalde quien, al cumplirse los primeros cien días del actual gobierno, adelantó que ya existía un primer borrador que estaba pendiente de que el Gobierno estatal concretase una serie de cuestiones que afectaban directamente al presupuesto municipal.

Ese presupuesto que se anunciaba en 2019 tenía como principal arma que ampliaba la capacidad inversora, como el concejal David Navarro indicó en el pleno de aquel mes de octubre, para hacer frente a proyectos “que necesita la ciudad”, como la Ciudad de la Justicia, el Museo del Carnaval o el Teatro Pemán, según detallaba González en el balance de sus primeros cien días de este segundo mandato como alcalde. “Ya sí se puede invertir”, dijo en octubre Navarro al resto de concejales durante el Pleno.

En el encuentro navideño con los periodistas, el 27 de diciembre, José María González anunció que los presupuestos estaban prácticamente elaborados. “Queda perfilar el proyecto para dejarlo hecho”, avanzó esa mañana en su propio despacho, asegurando que ese mismo día los concejales del equipo de gobierno volverían a reunirse “para darle otra pasada al documento y establecer las prioridades, después de meses que llevamos haciendo números”.

Días después, de nuevo González se refería al presupuesto de 2020. En la entrevista publicada en este medio el primer día del año para hacer balance, el alcalde aseguraba que el documento “lo tenemos listo para terminar de perfilarlo y empezar a negociarlo con aquellas fuerzas políticas con las que encontremos una conexión para poder desarrollarlos”, alegando problemas “supramunicipales” sustentados principalmente en la “inestabilidad política que ha caracterizado la vida de este país en los últimos tiempos”.

Pero llegó marzo, la epidemia del coronavirus empezó a expandirse y el Gobierno estatal decretó el estado de alarma y el confinamiento de la población sin que esos presupuestos que en octubre tenían borrador y que a finales de 2019 quedaba “terminar de perfilarlo” se elevaran a pleno. Ni siquiera se presentaron a esos grupos de la oposición con los que únicamente se iba a sentar el gobierno local para cerrar el acuerdo, teniendo en cuenta que necesita tan sólo un voto favorable, o abstención, de la oposición para sacar adelante el documento.

Todo lo sucedido desde marzo hasta aquí afecta de manera directa al presupuesto económico. En primer lugar porque las necesidades en materias como Asuntos Sociales o Empleo han dado un gran vuelco, como habrá ocurrido también con los ingresos previstos en el área de Hacienda; y en segundo lugar, porque muchas de las partidas que contemplan las distintas delegaciones han quedado sin utilizar debido a la gran cantidad de aplazamientos y suspensiones que se han ido sucediendo a lo largo de estos tres últimos meses.

De hecho, la última referencia al presupuesto del equipo de gobierno es de hace ahora dos meses, en abril, cuando fuentes del entorno del alcalde indicaban que se estaba trabajando en las líneas básicas del documento que en diciembre estaba perfilándose. “Es más que necesario que nunca desarrollar un presupuesto que responda lo mejor posible a la situación sobrevenida”, trasladaban entonces desde el Ayuntamiento, asegurando que ese presupuesto dará prioridad a las ayudas sociales y a impulsar de nuevo “sectores esenciales de nuestra economía, como son el comercio y el turismo, en los que el Ayuntamiento tiene una mayor capacidad de acción”; al mismo tiempo que ya se anunciaba que para el presupuesto que se estaba reelaborando se iba a demandar “el concurso claro y rotundo de todas las administraciones”.

Transcurridos dos meses desde esta última noticia sobre el presupuesto de 2020 y ocho meses desde que el alcalde anunciara a sus cien días de empezar el segundo mandato que había borrador, la ciudad sigue gestionada en base a un documento económico que hoy cumple dos años exactos desde que el Pleno del Ayuntamiento lo aprobara en fase inicial. Un particular aniversario para el último, y hasta ahora único, presupuesto de la era José María González.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios