Comercio

Con la piel pintada de solidaridad

  • El estudio Rubén Reyes Tattoo cambia tatuajes por juguetes para los niños necesitados

Rubén Reyes y Beatriz Gómez en el estudio de las Cuestas de las Calesas. Rubén  Reyes y Beatriz Gómez en el estudio de las Cuestas de las Calesas.

Rubén Reyes y Beatriz Gómez en el estudio de las Cuestas de las Calesas. / Julio González

Los actos de solidaridad surgen en los lugares más insospechados. Por ejemplo, en un estudio de tatuajes. Allí, Rubén Reyes, ha puesto en marcha por segundo año consecutivo una iniciativa por la que cambia un 'tattoo' por un juguete. Lo hizo por primera vez en San Fernando hace dos navidades junto a otros compañeros de su anterior empleo, con gran éxito. Ahora lo hace en su segunda Navidad en solitario desde su estudio de la Cuesta de las Calesas, 43. El año pasado superó los 200 juguetes en la recogida, con una media de 20 tatuajes diarios.

La campaña comenzó el pasado martes y se prolongará hasta el 3 de enero. Los juguetes recogidos se entregarán a la Asociación Ánfora Cultural, que a su vez los hará llegar a familias desfavorecidas de Cádiz de cara a la festividad de los Reyes Magos.

“El tatuaje de esta promoción es un 7x7 en blanco y negro. A cambio el cliente entrega 30 euros y un juguete. Los 30 euros son para cubrir gastos, pues el precio de un tatuaje de estas características oscila entre los 50 y los 60 euros”, explica Rubén Reyes. Existe además una condición: “Que los juguetes no sean sexistas ni bélicos”.

Hasta el día 3 el estudio Rubén Reyes Tattoo ha concertado “muchas citas”, de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00 horas, pudiéndose ampliar según demanda. Allí, junto a Ignacio Teric y Beatriz Gómez, espera a quienes quieran impregnarse la piel con la tinta de la solidaridad. “Hemos tenido muy buena acogida y nos felicitan por ello. Hay quien viene y deja el regalo sin hacerse el tatuaje”, indica Rubén. Porque “Cádiz es una ciudad muy solidaria”, según concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios