Cádiz

De nuevo, más retraso y menos sitio para Las Aletas

  • El Consejo de Ministros que debe aprobar la nueva reserva demanial del polígono se anuncia ahora para "dentro de cuatro o cinco meses" Gobierno y Junta, "esperanzados"

Definitivamente, Las Aletas sólo será la mitad de lo que iba a ser. Reducida por imperativo legal y ecologista, tanto el Gobierno central como la Junta de Andalucía no han tenido más remedio que adaptar sus planes para este eterno proyecto a lo que dictaba la sentencia del Tribunal Supremo del año 2009.

Ayer, pese a que había expectativas nueve meses después de que se reuniera la última vez, el consejo rector solo pudo contar una novedad: que el Gobierno había presentado el informe de evaluación ambiental estratégica para la declaración de una nueva reserva demanial en Las Aletas, un documento complementario al informe de sostenibilidad ambiental ya elaborado. Una reserva demanial que, precisamente, fue tumbada por la denuncia de WWF a la que dio la razón el Supremo. Por tanto, había que hacer una nueva delimitación del territorio que respetase los límites del Dominio Público Marítimo Terrestre (DPMT) y, en ello, las partes han tardado cinco años y, al menos, cinco meses más.

Porque así fue anunciado ayer por la presidenta del Consorcio Aletas (y subsecretaria de Hacienda), Pilar Platero, en compañía del nuevo vicepresidente de dicho órgano (consejero de Presidencia de la Junta), Manuel Jiménez Barrios, que ayer tomó posesión. Explicaron que "en cuatro o cinco meses" estará todo listo para que el Consejo de Ministros apruebe esa nueva reserva. Nuevo retraso por tanto, ya que desde el PP se afanaron en insistir en que dicho Consejo de Ministros no iría más allá del primer trimestre del año. A partir de ahí, se empezará a hablar de inicio de las obras.

Lo que también confirma el documento presentado ayer es que, finalmente, la superficie productiva de Las Aletas quedará en 287 hectáreas, de las 527 iniciales. Las restantes 240 serán de uso medioambiental y, por tanto, de carácter protegido al estar afectadas por el DPMT.

Recoge este informe, como ya se avanzó en la reunión de julio de 2013, que habrá cinco grandes áreas. La primera, la Zona de Actividades Logísticas Portuarias e Intermodal (ZAL) que mantiene su superficie: 113 hectáreas; una segunda, el Área Logística Especializada, que pasa de las 90 hectáreas anunciadas en julio a las 100 de ahora; el Área Empresarial e Industrial, que mantiene las 57 hectáreas anunciadas; y la Zona Mixta, que 'pierde' 10 hectáreas, al pasar de las 27 que tenía el año pasado a las 17 de ahora. En total, 287 hectáreas.

En cuanto a las actividades que se permitirán en cada una de ellas, el documento presentado ayer señala su fuerte vinculación a la actividad del puerto de la Bahía de Cádiz. Así, propone una serie de propuestas que tendrán cabida en estas 113 hectáreas: parques logísticos, terminal intermodal; un centro logístico intermodal; un centro integrado de servicios; un centro de servicios al transporte y servicios complementarios intermodales.

La segunda zona, el Área de Logística Especializada (100 hectáreas), contempla terreno para almacenamiento de palas y tramos de torres de aerogeneradores marinos (vinculado a la industria eólica offshore por la que ahora pujan los astilleros de Navantia); también, almacenamiento de piezas acabadas de grandes dimensiones de empresas de sectores tecnológicamente avanzados (directamente vinculado a Airbus); o almacenamiento de piezas y componentes de grandes dimensiones, destinadas a aprovisionar los procesos productivos de instalaciones industriales próximas "tales como las de Navantia o las de Dragados Offshore". Es decir, el documento 'tira' de las grandes industrias de la Bahía y con mayor potencial. El Área Mixta será utilizada como "área de reserva para acoger aquellas demandas de superficie que no puedan satisfacer la ZAl o el Área Logística Especializada". Y el Área Empresarial será la zona elegida principalmente para instalación de empresas relacionadas con usos logísticos, entre otros.

Otro punto importante es el de la inversión prevista. Según el documento conocido ayer, la estimación preliminar para acometer las obras de puesta en marcha del proyecto asciende a 765,9 millones de euros. De ellos, 203,1 millones se destinarán al Área Empresarial e Industrial y a la Zona Mixta. Después, 187,6 millones se invertirán en el Área de Logística Especializada. 167,5 millones, en el apartado de 'Otros gastos', que incluye casi 60 millones para "imprevistos", 71,8 millones para trabajos técnicos y "honorarios profesionales"; 23,9 para licencias y tasas; y 11,9 para gestión y comercialización. A continuación, 148 millones irán a la ZAL; 49, 4 millones para usos comunes, que incluye los viarios (41,3 millones); equipamientos y dotaciones (7,4 millones); y 746.000 euros para zonas verdes y espacios libres. El Área Medioambiental, la que más espacio ocupa, solo contará con 10 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios