DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Entrevista con Bernardino Copano. presidente de los empresarios marítimos del puerto de Cádiz “Era el mejor momento para resetear el sistema tarifario de los puertos”

  • El representante de los empresarios marítimos que “puertos pequeños como el de Cádiz puedan reentrar en el mercado en igualdad de condiciones que los más grandes”

Imagen de archivo de una expedición a Canarias organizada por la APBC en la que Bernardino Copano, en el centro de la imagen participó de manera muy activa. Imagen de archivo de una expedición a Canarias organizada por la APBC en la que Bernardino Copano, en el centro de la imagen participó de manera muy activa.

Imagen de archivo de una expedición a Canarias organizada por la APBC en la que Bernardino Copano, en el centro de la imagen participó de manera muy activa. / Joaquín Benítez

–El puerto parece que ha conseguido hacerle un quiebro a la crisis y ha demostrado que se merece su condición de servicio esencial. Pero, ¿se escapa de la batalla sin heridas?

– En cuanto a su carácter de servicio no había duda alguna. No se puede olvidar que en los puertos se encuentran los mayores stocks de materias primas tanto para alimentación humana como para las granjas.No hay batalla sin heridas, Se están cancelando cruceros, y debido al confinamiento en las islas se ha reducido un porcentaje del tráfico con Canarias. El resto de tráficos del puerto siguen en su actividad normal.

–¿Son heridas curables o hacen que el herido se tenga que plantear una nueva forma de vida dadas las secuelas que puedan quedarle?

–Por supuesto que son curables, todo depende de las ganas que tenga el paciente de curarse, hasta el comienzo de la pandemia el puerto de Cádiz crecía por encima del 10%.

–La llegada de la nueva presidenta a la APBC supuso un espaldarazo importante a todos los proyectos que quedaban por ejecutar y de los que depende el puerto del siglo XXI (pavimentación terminal de contenedores, replanteamiento de más usos para la nueva terminal, obra del subterráneo, construcción del pif, presión al gobierno para el tren de La Cabezuela, dragado de la canal...). ¿La crisis sanitaria y crisis económica surgida a raíz del covid va a dañar seriamente a este proyecto de puerto del siglo XXI?

–Confío en que se mantengan las obras que necesitamos tanto como el agua que ha caído nada más empezar la primavera, tanto las comenzadas como las que están pendientes. Llevamos muchísimos años necesitándolas y no podemos sufrir más retrasos,

"Las heridas que deja el virus son curables. Todo depende de las ganas que tenga el paciente de curarse"

–¿Qué tal la idea de Puertos del Estado de plantear un mayor abaratamiento de tasas y una modificación de las bases que regulan las bonificaciones para que se salve el que pueda salvarse?

–Quizás era el momento de “poner el contador a cero” (como creemos que no se hizo cuando se aprobó en marco normativo vigente) y permitir a todos los puertos que puedan “reconstruirse” a partir de una base tarifaria y con posibilidades de competencia idénticas, es decir, iguales tasas reales para todos. Eso permitiría a los puertos pequeños como el nuestro la reentrada en el mercado en igualdad de condiciones que los grandes. Una buena medida, aprovechando las circunstancias y la reformulación de los planes de empresas a que la situación aboca en todos los puertos es la eliminación o suspensión de los que creemos “injustos” coeficientes correctores (que redundan en hacer más rico al más rico y más pobre al más pobre). En definitiva “resetear” el sistema tarifario, lo que estamos seguros que no perjudica a ningún gran puerto ni a puertos como tráficos cautivos y que permitiría a puertos como el nuestro una verdadera oportunidad de aportar, si cabe, aún más a un escenario de mejora de producción y actividad.

-El parón de los cruceros puede suponer un agujero importante en las arcas de la APCB. ¿Se atreve a cuantificar la pérdida en euros o en porcentaje?

–Si, aunque desconozco la cantidad y el porcentaje.

–¿Y para las consignatarias y resto de servicios portuarios?

–Si, todos los servicios se están viendo afectados.

–¿Esta nueva crisis debería dejar de lado proyectos que pueden resultar ahora banales como puede ser la integración puerto-ciudad?

–En una ciudad rodeada por el mar, la insistencia en disminuir el área portuaria, del poco tejido industrial que queda en la capital, ya debería de haber sido calificada de banal antes de esta crisis, aunque volvemos a repetir, la comunidad portuaria no se niega, somos escépticos debido a que nadie sabe lo que se quiere hacer, no hay una idea común.

"En una ciudad rodeada por el mar, la insistencia en disminuir el área portuaria era banal antes de la crisis”

–¿Cree que el puerto ha tenido suerte de que le haya pillado esta crisis con un personaje del talante de Teófila Martínez o piensa que sería mejor que hubiera pillado al puerto con alguien al frente con un carácter menos político?

–No es cuestión de político o no político es cuestión de interés, trabajo y dedicación al puerto, contando con quién por experiencia en el sector puede ayudar en la gestión.

–¿El puerto ha demostrado estar realmente unido o entre crisis y crisis ha demostrado que cada uno va por su lado?

–En lo que conocemos, dentro de la competencia entre empresas, entendemos que en estos momentos se refuerza la unidad, no somos un puerto grande y nos conocemos todos.

–¿Habría que utilizar los metros cuadrados de la nueva terminal como una terminal polivalente para que quepa cualquier negocio que pueda suponer un salvavidas para el puerto de Cádiz?

–Sabe que siempre he sido defensor de la Terminal Polivalente y ya se está haciendo. Seguro que se estudiará cualquier uso productivo para el puerto y sus empresas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios