Memoria histórica López Quera regresa por fin con los suyos

  • Los restos del represaliado en el 36 fueron entregados a sus familiares por el alcalde

  • Kichi asegura que estas actuaciones “vienen a cerrar heridas”

Martín Vila y el alcalde charlan con los hijos de Alfonso López Quera. Martín Vila y el alcalde charlan con los hijos de Alfonso López Quera.

Martín Vila y el alcalde charlan con los hijos de Alfonso López Quera. / Fito Carreto

Por el pasillo que llevaba a la Alcaldía, Miguel López iba a paso lento con su andador a la búsqueda de su padre, Alfonso López Quera. Casi 84 años después dejaría de ser un fantasma en la memoria como el de una persona que fue asesinado pocos días después de ser detenido tras el Golpe de Estado del año 36 y que hoy “se hacía tangible y real”, como una de sus nietas, Inmaculada López, señaló. Con ellos también estaba la otra hija de Alfonso, Concepción y otros familiares.

Patio tercero, línea San Mateo, fila 2, tumba 9, lugar segundo. Ahí ha estado enterrado sin nombre desde que este practicante salmantino que trabajaba en la Beneficiencia Municipal y que había sido tesorero del colegio profesional de practicantes, fue ejecutado. Tras el golpe de Estado fue suspendido de empleo y sueldo el 29 de julio y un mes después fue detenido. Su pecado, para los que acabaron con su vida, era ser izquierdista y haber pertenecido a la masonería, concretamente a la logia Luis Maroldo, de la que fue orador y maestro. El día 30 fue asesinado en un lugar que se ignora y enterrado en el Cementerio de San José. Hoy casi 84 años después los restos han sido entregado a su familia por el alcalde, José María González ‘Kichi’.

La familia, a través de Inmaculada López dio las gracias por este hecho y afirma que gracias a este proceso han podido conocer que “fue un hombre útil para la sociedad de su tiempo, cariñoso con la familia, comprometido con su trabajo y sus ideas políticas y religiosas. Nunca hizo daño a nadie y fue un buen hombre”. En este sentido, ha añadido que “hoy recogemos los restos y paliamos de alguna manera el dolor que lo rodeó y la injusticia”.

Fue un día lleno de emociones. La de Martín Vila, el concejal de Memoria Democrática, al que se le quebró la voz durante su intervención ante los medios, en la que ha dicho que “Cádiz es hoy una ciudad más justa”.El alcalde quiso huir de que actuaciones como estas levanten ampollas o abran heridas, sino más bien todo lo contrario, “vienen a cerrarlas”. Kichi entiende que “la figura de Alfonso López Quera ha dejado de ser una figura abstracta para pasar a ser historia de la familia, una que se ha llevado toda la vida sin saber dónde estaban los restos de su padre y abuelo”. Por ello, “más de 80 años después hoy hacemos justicia y ponemos fin a la incertidumbre de no saber dónde reposan los restos de su padre y damos un paso en el camino de la verdad, justicia y reparación”.

Tras agradecer también la labor que realiza la Plataforma de la Memoria Histórica, que estuvo representada en la rueda de prensa por Antonio Chico, el alcalde ha señalado que “los trabajos de exhumación nos permiten sacar a los restos de las fosas, rescatarlos del anonimato y darles una digna sepultura”. De este modo, “respondemos intentando ofrecer un poco de paz a las familias para que puedan completar su puzzle con la pieza que les falta”.

En la actualidad se han exhumado los restos de 37 personas, por lo que Martín Vila ha animado a las familias para que den el paso y encuentren a sus familiares desaparecidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios