crónica de san juan de dios

La lista del círculo de confianza del alcalde

  • Cambio. Podemos abandona el romanticismo del tiro al aire de unas primarias abiertas por un control férreo

El alcalde, José María González, se besa con una de las asistentes al acto de la presentación de la lista. El alcalde, José María González, se besa con una de las asistentes al acto de la presentación de la lista.

El alcalde, José María González, se besa con una de las asistentes al acto de la presentación de la lista. / Jesús Marín

Puesta de largo

La lista de Adelante Cádiz, el nombre por el que se presenta la confluencia de Podemos y Ganar Cádiz, deja claro que el alcalde se rodea de su personal de confianza con la intención de intentar continuar cuatro años más al frente de la ciudad. Con las certezas de que sólo iban a continuar Ana Fernández y David Navarro -éste pese a haber echado un pulso, finalmente volvió al redil- y los dos concejales de Ganar Cádiz, Martín Vila y Eva Tubío, en puestos donde se aseguran su continuidad, el resto de los que aparecen en los primeros puestos señalan ese giro hacia el pragmatismo de buscar lo que se quiere y no el tiro al aire que suponía un proceso absolutamente participativo.

Se incluyen dos asesores que han tenido un importante peso en la gestión diaria, Demetrio Quirós y José Ramón Páez, conocido como 'Cherra', que han actuado casi como concejales en la sombra. Las principales novedades que estaban fuera del ámbito de acción de estos cuatro años son Lorena Garrón, que responde a un perfil orgánico, ya que es secretaria de Organización y Municipalismo de Podemos en Andalucía, y Lola Cazalilla, que es la que no ha tenido hasta ahora ningún contacto con la política activa.

Al final Podemos y Ganar Cádiz, con la negociación de la confluencia donde se ha hablado directamente de números de puestos en la lista, como que Martín Vila tenía que ir el tres, y el objetivo de controlar al máximo lo que para ellos era lo más conveniente, han abandonado el ADN, expresión que tanto usan, de un partido participativo desde abajo hasta arriba. Mientras que en 2015 todo se hizo con la luz de los focos y se sabía con antelación cómo iba a ser el proceso y quienes se presentaban, de éste poco o nada se sabe, salvo que el día que anunciaron que había confluencia se dijo con la boca chica y sin querer hacer mucho ruido, que había habido unas primarias. La vieja política que tanto denostan hace las listas en un despacho y no lo esconden. El problema es contradecirse con lo que uno pregona.

Más allá de eso, la lista de Podemos viene condicionada absolutamente por el alcalde que es el principal valor de una marca que se presenta con un nombre distinto.

La torpeza de Cs

Ciudadanos parece que se ha metido una espiral de malas decisiones desde hace meses. Esta semana los concejales de Cádiz han respondido con un torpedo en su línea de flotación la comunicación que les han hecho desde la dirección regional de que Juan Manuel Pérez Dorao no iba a ser el próximo candidato a las elecciones municipales y que tampoco iba a estar María Fernández-Trujillo. El que tomó la decisión de aprovechar el momento en el que estaba Albert Rivera en Cádiz para trasladarle a Pérez Dorao la decisión, se lució. Si hay una manera de boicotearse uno mismo, he aquí un ejemplo.

Pérez Dorao y Fernández-Trujillo han decidido morir matando y lo que han hecho ha sido ni más ni menos que sacar a lo público lo que vienen sufriendo desde hace bastante tiempo, desde el ninguneo y absoluto aislamiento de la dirección a todos los niveles de la marca que representaban, y especialmente a nivel local, y del giro que se estaba produciendo en el partido, metido en una deriva hacia la derecha que no gustaba en los que hace cuatro años decidieron integrar en esta formación.

Al nuevo candidato -todos los focos apuntan al perito Domingo Villero- le va a tocar lidiar con un triple problema. Por un lado, va a tener que emplear energías en apagar el incendio que su propio partido ha provocado en Cádiz. Por otro, la contrarreloj que va a suponer una microcampaña para darse a conocer. Y rezar que las elecciones generales les den un buen resultado en una marca que está ahora en cuestión.Hace unos días Villero negaba la mayor aunque daba la impresión que lo que decía y lo que transmitía no estaba en sintonía. Hoy admite conversaciones.

Román y Fran

El proceso de elección de las listas del PSOE ha generado muchas heridas y han vuelto a sacar en la provincia la guerra entre los bandos pedrista y susanista, que han dejado a Irene García, la secretaria provincial y presidenta de Diputación, en una situación delicada. Este proceso ha servido para unir de nuevo en el camino a Fran González y a Rafael Román, algo que no es casual y que ha tenido mucho que ver en el resultados de las listas en la provincia. González está en el gobierno de la Diputación, pero en el Día de la Provincia se pudo evidenciar que no hay relación. De todos los galardones no entregó ni uno solo: el que no sale en la foto, no existe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios