Tribunales Cádiz

El juicio al cura de Salesianos, el 13 de noviembre

  • La Fiscalía solicita cuatro años y medio de cárcel para López Luna por atentar contra la indemnidad sexual de un menor y tratarlo de forma degradante

Francisco Javier López Luna a su entrada en la Audiencia de Cádiz, en 2016. Francisco Javier López Luna a su entrada en la Audiencia de Cádiz, en 2016.

Francisco Javier López Luna a su entrada en la Audiencia de Cádiz, en 2016. / Lourdes De Vicente

El juicio a Francisco Javier López Luna, el cura y ex director del colegio de Salesianos de Cádiz acusado de abusos a un antiguo alumno del centro, ya tiene nueva fecha para su celebración. Será el próximo 13 de noviembre en el Juzgado de lo Penal número 2 de Cádiz.

En principio, la vista oral al sacerdote debía haberse celebrado el pasado 29 de mayo, si bien, a causa de la pandemia del coronavirus, se tuvo que suspender con motivo del decreto del estado de alarma, a partir del cual la actividad judicial se redujo a los servicios mínimos esenciales.

En este caso, el segundo que sienta a López Luna en el banquillo de los acusados, la Fiscalía vuelve a solicitar cárcel para él. En concreto, la acusación pública lo procesa por dos delitos, trato degradante con abuso de superioridad y contra la indemnidad sexual, y pide una pena total de cuatro años y medio de prisión. El religioso vuelve así a rendir cuentas ante la Justicia acusado de pegar y arrancar vello púbico a un niño de 13 años. 

El religioso gaditano ya fue procesado en mayo de 2016 por abusos sexuales a más de una veintena de alumnos de su colegio, todos menores de edad. En esta ocasión, la Audiencia Provincial de Cádiz absolvió al cura del delito de abusos pero lo condenó por vejaciones al pago de una multa.

Uno de los chavales que declaró como testigo (y no como denunciante) en este primer juicio ofreció un testimonio a partir del cual el tribunal de la Sección Tercera de la Audiencia de Cádiz consideró que el chico, de 13 años de edad a la fecha de los hechos, podría haber sido otra víctima de López Luna. De ahí que la Fiscalía optase por denunciar nuevamente al sacerdote y la jueza instructora acordase llevarlo otra vez a juicio.

Los supuestos abusos de López Luna a este menor sucedieron en el curso académico 2012-2013. La tramitación de la causa arrastra un importante retraso que se ha visto incrementado por la crisis sanitaria del Covid-19.

El alumno denunciante ha tenido que recibir tratamiento psicológico "al tener sintomatología psicológica activa consistente en trastorno adaptativo con sentimientos de culpa, evitación de los estímulos asociados a los hechos e irascibilidad", explica la Fiscalía en su escrito de acusación.

Así pues, este nuevo procedimiento abierto al ex director del colegio Salesianos cuenta con informes forenses de las especialistas de Márgenes y Vínculos que han tratado al menor. No ocurrió así en la primera causa que llevó a López Luna al banquillo, en la que no se aportaron estas pruebas periciales, consideradas claves en los casos de pederastia.

Se da la circunstancia también de que en este proceso judicial sí hay acusación particular, ejercida por la familia del menor a través de la letrada Esther Coto. En el primer procedimiento en el que el religioso quedó absuelto, no la hubo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios