Cádiz

La juez acuerda abrir un nuevo juicio contra el cura de Salesianos

  • La magistrada considera que el ex director del colegio podría haber incurrido en un delito contra la integridad moral y otro contra la libertad sexual respecto a un alumno del centro

López Luna a su entrada en la Audiencia de Cádiz en mayo de 2016. López Luna a su entrada en la Audiencia de Cádiz en mayo de 2016.

López Luna a su entrada en la Audiencia de Cádiz en mayo de 2016. / joaquín pino

La magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Cádiz ha acordado abrir un nuevo juicio contra el cura de Salesianos, Francisco Javier López Luna, a partir de la denuncia interpuesta por un alumno del colegio en el que el sacerdote ejercía las funciones de director por un posible caso de abusos.

La juez Lourdes del Río ha sido la encargada de dirigir la investigación de esta causa, en la que se han personado como acusación tanto la Fiscalía Provincial de Cádiz como la familia del menor, representada por la abogada Esther Coto.

Luna cogió al niño de los testículos y le arrancó vello púbico, según el auto judicialLa juez señala que el director amenazó al menor si contaba algo de lo sucedido

Una vez finalizada la instrucción del caso, la magistrada ha dictaminado que "se sigan las actuaciones por el trámite de Procedimiento Abreviado contra el investigado", es decir, que se celebre nuevamente un juicio contra el cura de Salesianos, quien, según la juez, podría haber incurrido en dos delitos: uno contra la integridad moral y otro contra la libertad sexual.

A partir de las diligencias practicadas, la magistrada Lourdes del Río considera que las mismas "han dejado acreditado" que durante el curso escolar en el que el alumno contaba con 13 años de edad, éste acudía al despacho del director del colegio Salesianos de Cádiz, Francisco Javier López Luna, unas dos o tres tardes a la semana, ya que el sacerdote "le dejaba utilizar la tablet y ordenador".

En el transcurso de esos encuentros, apunta el auto de la juez, López Luna y el chaval hablaban de diversos temas y si el director no estaba de acuerdo con lo que opinaba el menor, "lo cogía del brazo estando sentado, lo tiraba al suelo y allí le pegaba patadas en el costado y las piernas o le daba manotazos".

Del Río especifica que en una ocasión el cura de Salesianos "le cogió los testículos al niño por encima del pantalón y le dio un tirón que llegó a arrancarle vello púbico". Tras estos hechos, López Luna le dijo a su alumno que como contara algo de lo ocurrido a sus padres o a alguien "lo dejaba sin excursiones o lo enviaba interno a Campano".

Toda vez que la juez instructora ha ordenado que este caso siga siendo tramitado como Procedimiento Abreviado, las partes implicadas pueden recurrir esta decisión judicial. De hecho, el abogado que representa a Francisco Javier López Luna, el letrado sanluqueño Manuel Montaño, ya ha recurrido el auto de la magistrada alegando ausencia de motivación y de individualización de la conducta.

Durante la investigación de este procedimiento han prestado declaración en sede judicial el propio López Luna, el menor denunciante y la psicóloga que atiende al chico, que actualmente también está siendo intervenido por los técnicos de la Fundación Márgenes y Vínculos.

Se da la circunstancia de que este menor prestó declaración como testigo en el juicio que se siguió en la Audiencia Provincial de Cádiz en mayo de 2016 contra el cura de Salesianos. A partir del testimonio ofrecido por el niño, el tribunal de la Sección Tercera decidió por unanimidad remitir la grabación de su declaración a la Fiscalía para que decidiese si el sacerdote había incurrido en un posible delito de abuso sexual contra este alumno. El Ministerio Fiscal optó entonces por abrir otra vez diligencias penales contra el cura, que son las que precisamente han desembocado en esta nueva vista oral.

La Audiencia Provincial de Cádiz absolvió a Francisco Javier López Luna de doce delitos continuados de abusos sexuales, dos sobre menores de 13 años y nueve sobre mayores de esa edad, así como de los doce delitos contra la integridad moral que, con carácter alternativo, planteó la Fiscalía en la vista oral. La resolución judicial fue recurrida por el Ministerio Público, sin embargo el Tribunal Supremo respaldó la decisión de la Audiencia gaditana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios