Cádiz

Mucho más que un instituto de investigación

  • El Inibica nace con la intención de convertirse en un centro de referencia en el ámbito de la biomedicina, con el trabajo de expertos del SAS y la UCA

Fue en febrero de 2008 cuando se anunció la creación de un Instituto de Investigación Biomédica en Cádiz. La Junta de Andalucía informó del establecimiento de un centro de carácter público y mixto, es decir, auspiciado de forma conjunta por el Gobierno autonómico y la Universidad gaditana. Un centro, resaltaron entonces, que iba a convertirse en el tercero del país de estas características, por detrás del de Barcelona y el de Sevilla. Ahora, transcurridos ocho años de ese anuncio que se quedó sólo en eso, se vuelve a hablar de la creación de ese Instituto, aunque este vez en presente.

La Comisión provincial de coordinación y seguimiento técnico de los proyectos de la Inversión Territorial Integrada (ITI) ha aprobado recientemente una partida de 830.000 euros para destinar este mismo año a este proyecto, bautizado como Inibica y que contará con un presupuesto total de 6,19 millones de euros para la contratación de investigadores.

El pasado viernes, en un acto presidido por el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, el consejero de Salud, Aquilino Alonso, y el rector de la Universidad de Cádiz, Eduardo González Mazo, se firmó el protocolo para impulsar este demandado proyecto. La intención es que el Inibica, que estará formado por investigadores del Servicio Andaluz de Salud y de la Universidad de Cádiz, se convierta en un centro de referencia en el ámbito de investigación biomédica. No sólo se persigue que genere conocimiento que ayude a mejorar la salud del ser humano en todas sus facetas, sino mucho más: que permita también el trasvase de los avances científicos a la mejora de la salud y del trabajo de los profesionales del sector, que propicie que se recuperen e incorporen científicos y se mejoren las infraestructuras y equipos de investigación existentes, y que sea capaz de constituir una base productiva basada en la biomedicina.

Su sede principal estará ubicada en el entorno hospitalario del Puerta del Mar, con el ánimo de ir concentrando el potencial investigador de las áreas biomédicas en un único lugar. No obstante, contará también con los recursos de todos los centros sanitarios de la provincia, tanto hospitalarios como de atención primaria. De inicio, dispondrá de la Unidad de Investigación y las unidades de ensayos clínicos del Puerta del Mar y del Hospital de Puerto Real; el Biobanco; la empresa de base tecnológica de Investigación y Explotación de Recursos Marinos vinculada al CEI.mar; y un centro de documentación y difusión de Biomedicina encargado de informes de salud, libros blancos, estudios epidemiológicos y encuestas de salud.

El Inibica contará en su seno con grupos de investigación ubicados en el sistema sanitario y en la Universidad de Cádiz, y cuyas áreas de interés son la biomedicina y la salud. No obstante, también se integrarán otros provenientes de áreas básicas transversales, como las que constituyen las Ciencias del Mar, la Química y la Ingeniería Electrónica orientada a recursos de salud.

El objetivo es desarrollar tres áreas de investigación destacadas: Neurociencias y Comportamiento, Patología Inflamatoria y Onco-Hematología. Y estos programas se complementarán con otros tres programas transversales: Epidemiología y Salud Pública, Procedimientos y Terapias Innovadoras-Emergentes y Enfermedades Raras.

Además, entre sus cometidos destaca también la investigación de fármacos innovadores y otras medidas terapéuticas, así como la innovación en avanzados procedimientos diagnósticos, la investigación en salud pública, cuidados y servicios sanitarios.

Las líneas de investigación que el Instituto va a desarrollar tendrán repercusión también en la formación. De esta forma, los grados en Medicina y en Enfermería y Fisioterapia de la Universidad gaditana serán los que más directamente se beneficiarán de esa investigación. Y otros como el de Biotecnología o el de Psicología también se nutrirán de la transmisión de conocimientos mucho más actualizados, al ser impartidos por investigadores del Inibica.

El Inibica está asentado sobre el trabajo que ya realiza la Fundación para la Gestión de la Investigación Biomédica de Cádiz, que ha permitido movilizar en los últimos años un volumen superior a los nueve millones de euros contratando a más de 100 investigadores y desarrollando 28 patentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios