Cádiz

Un incendio causa daños en un estudio en el Mentidero

  • Otra intervención complicada se produjo en una nave frigorífica en desuso en el Puerto.

Efectivos del Consorcio de Bomberos del parque de Cádiz tuvieron que intervenir en la tarde de ayer en el incendio de un ático en un edificio de tres plantas ubicado en la calle Bendición de Dios, número 18, esquina con Carmen.

El fuego afectó por completo a un dormitorio de unos nueve metros cuadrados en una casa tipo estudio, al mobiliario, aparatos eléctricos, ropa acumulada y enseres varios. En el interior de la vivienda no había en ese momento nadie y por tanto no se registraron daños personales.

La carga de calor provocó que el desprendimiento del techo de escayola y que quedaran las bovedillas al descubierto.

El fuego fue espectacular ya que originó una gran lengua de fuego que era visible desde el exterior a través de la ventana. El resto del estudio también resultó afectado por el humo y la temperatura. Los bomberos rastrearon la vivienda, extinguieron, ventilaron y sanearon lo que corría peligro. En total fueron necesarios 150 litros de agua y una hora y media en la actuación.

Hay que tener en cuenta que los trabajos de extinción comenzaron a las 19.25 de la tarde con un aviso del 112 y la Policía Local a la Sala de Emergencias del 085.

Este no fue el único incendio que se produjo ayer en la capital gaditana ya que los bomberos también tuvieron que controlar un fuego que se produjo en un edificio frigorífico, fuera de uso, en el muelle Marqués de Comillas, en el interior del Puerto de Cádiz.

La nave, laberíntica y de varios pisos, está siendo desmantelada y durante los trabajos de corte una chispa ha prendido el aislamiento térmico de parte de la misma que se encuentra detrás de paredes y techos.

Los bomberos del Consorcio tuvieron que localizar los focos con ayuda de cámara térmica, desmontar paredes y techos y arrojar agua con espuma para poder sofocar el fuego, un trabajo arduo y difícil que se prolongó durante varias horas.

Los bomberos tuvieron que estar refrescando la zona y se mantuvo un retén toda la tarde ya que las altas temperaturas y el viento reinante mantenían el riesgo de que el fuego se reavivara.

Los medios técnicos que se utilizaron para la extinción de este fuego, entre ellos una nodriza para abastecer a los vehículos directamente, permitieron una intervención que hace años hubiera tardado varios días en controlarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios