Entre cuatro paredes | Ángeles Verano "El ser humano es tan absurdo que como no sea así, no aprendemos"

  • Las comedias románticas y el deporte son las dos cosas que ayudan a la diseñadora a pasar este bache donde se están aprendiendo "muchas cosas"

Ángeles Verano.

Ángeles Verano. / Miguel Ángel González

Mila Alarcón el puerto

Ayer tuvo que salir. Necesitaba coger unos papeles de su atélier de Sevilla. Llegó por la calle Águila, una de esas vías del centro hispalense donde si eres peatón hay que extremar el cuidado con los coches. “De repente vi esa calle tan vacía, sin nadie, tan en silencio. Me entró un malestar...”, cuenta la diseñadora flamenca Ángeles Verano. “A la misma vez escuchaba a los niños cantar y reír con sus padres en los balcones. Pensé en la de cosas que estarán aprendiendo sobre la vida en estos días... Tuve tantos sentimientos encontrados que cuando llegué al taller me emocioné”. 

Para ella, al igual que para otros, este parón ha sido un contratiempo. “¡Con lo bien que iba la temporada...!”, exclama mientras recuerda Caminando entre Volantes, su última colección, y reza a Dios y cruza los dedos para que el aplazamiento de las ferias salven la situación. “Lo peor de todo es el sentimiento de impotencia. No está en tus manos y no puedo hacer nada. Sólo aprender”. Y es que tal y como ella  asegura “el ser humano es tan absurdo que como no sea así no aprende”. “Esto nos enseña a que tenemos que disfrutar más. Somos capaces de tomar decisiones para las tonterías, pero las cosas importantes siempre las dejamos para después”. 

Ahora sólo espera que esto pase rápido y busca actividades con las que entretenerse. En su caso, es muy complicado parar la maquinaria de esta todoterreno portuense que aprovecha para poner su casa a punto, especialmente el garaje “que llevo años intentando arreglar”. El resto lo deja en manos de su marido y de su hija Marta, entrenadora personal, con la que hace deporte a través de su canal online. “Lo importante es aprender a vivir a corto plazo. Si lo dejas para luego, nunca encuentras el momento”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios