El futuro de Valcárcel La UCA pone en evidencia el arreglo de edificios históricos en otras universidades

  • La Junta considera que no se deben afrontar con sus fondos obras de este tipo y rechaza dar ayudas para Valcárcel

  • La nueva Facultad de Educación en Valcárcel incrementará en 500 su capacidad de alumnos matriculados

La trasera de Valcárcel se convertirá en un edificio de nueva planta La trasera de Valcárcel se convertirá en un edificio de nueva planta

La trasera de Valcárcel se convertirá en un edificio de nueva planta / Lourdes de Vicente

La negativa de la Junta a financiar la transformación del Valcárcel en un centro universitario, justificándolo, entre otras cosas, al considerar que "las universidades y sus facultades no son instituciones que nazcan desde la financiación pública para revitalizar áreas urbanas o para la dinamización de la economía", contrasta con proyectos similares que sí se han ejecutado en los últimos años en universidades ubicadas en diversas ciudades de la región, donde edificios históricos han pasado a tener usos universitarios.

Así está la Universidad Pablo Olavide con la Casa Palacio de los Briones en Carmona; el Palacio de Jabalquino de Baeza para la Universidad Internacional de Andalucía; el edificio de Correos en Málaga; El Hospital Real y el Colegio de San Pablo por parte de la Universidad de Granada; la Fábrica de Tabacos en Sevilla y antigua Facultad de Veterinaria en Córdoba.

En su apuesta por recuperar Valcárcel, la UCA afirma que de esta forma "la Universidad ejerce así de regenerador del casco histórico y de adaptador de edificios en desuso (como ha pasado con el Hospital Real y la antigua sede del Rectorado en la calle Ancha), sobre todo en campus urbanos internamente  difusos como el de Cádiz. Las unidades monumentales son edificios universitarios aislados dotados de gran peso arquitectónico por dimensiones o importancia artística o patrimonial, que ayudan a recuperar la identidad cultural de la Universidad, revitalizando la estrecha vinculación entre Universidad y ciudad. Valcárcel sería un buen ejemplo de ello".

El informe elaborado por la Universidad de Cádiz destaca hay edificios propiedad de la misma Universidad o de otras administraciones, como la Escuela de Náutica, la antigua Escuela Superior de Ingeniería, la antigua Escuela Normal o la Escuela de Ingeniería que son "pequeñas para el programa de necesidades y no podría albergar a la Facultad de Ciencias de la Educación.

En este sentido, la elección del edificio de Valcárcel como sede de la Facultad de Ciencias de la Educación se considera totalmente adecuada pues el proyecto supone 17.560 metros cuadrados de superficie útil, con lo cual incluso supera en 1.220 metros cuadrados las necesidades planteadas por el actual equipo directivo de este centro.

Si hay suelo suficiente, hay espacio también de sobra para acoger al número de alumnos actualmente matriculados, que llegan a 2.600 estudiantes.

La planificación prevista para la futura Facultad, si finalmente se logran solventar los inconvenientes impuestos por la Junta, es alcanzar 3.130 plazas para alumnos, de los que 1.880 estarían en el grupo de mañana y 1.330 en el grupo de tarde, cuando se impartirían los máster de Psicología Sanitaria, Educador Ambiental y Educativo, lo que supone una clara apuesta de futuro para estos estudios, que hoy viven colapsados en el viejo centro de Puerto Real. A esta cifra se le añade el profesorado y el personal de administración y servicios, con 3.500 personas en total, aproximadamente.

En total se prevén seis aulas con capacidad para 150 estudiantes y otras tantas con un centenar de plazas, hay 16 con 80 unidades de trabajo y otras doce con cincuenta asientos. El edificio contará con aulas de informática y de plástica, 150 despachos para el profesorado, laboratorios de Biomecánica y Fisiología, Ciencias, Fisiología, Idiomas y Neuropsicología y Psicología Experimental y de Inteligencia emocional, además de talleres de Dramatización y de Educación Infantil.

El proyecto del complejo educativo cuenta con un gimnasio (las pistas deportivas se supone que irán en el Campo de las Balas), con una sala de estudios con un centenar de plazas, una sala de conferencias ara 150 personas y un salón de actos con 700 asientos, lo que lo convertirá en uno de los mayores de los existentes en la Universidad de Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios