Cádiz

La fumigación saca a cientos de cucarachas a las calles de Puntales

  • Los insectos recorren el barrio gaditano durante horas causando muchas molestias

Los vecinos mataron a muchas cucarachas a lo largo de la mañana. En la imagen, una de las últimas supervivientes. Los vecinos mataron a muchas cucarachas a lo largo de la mañana. En la imagen, una de las últimas supervivientes.

Los vecinos mataron a muchas cucarachas a lo largo de la mañana. En la imagen, una de las últimas supervivientes. / jesus marin

El barrio de Puntales sufre una plaga de cucarachas en pleno mes de julio que hace difícil a los vecinos salir a las calles.

Cuesta caminar por el barrio sin encontrar cientos de insectos. Las cucarachas suben por las paredes de los edificios obligando a los vecinos a permanecer con las ventanas cerradas en un caluroso mes de julio. Se aglutinan en parques e incluso se cuelan en los comercios. Los dueños de los establecimientos están desesperados, "ayer los de la farmacia no paraban de barrer las cucarachas de la entrada", dice una vecina del barrio. En el supermercado han tenido que fumigar el local para que las cucarachas no anden por allí sueltas. Otra vecina declara que en el patio de su casa han llegado a sacar una bolsa de basura llena hasta arriba de estos insectos.

El problema, según los vecinos, es que la desinsectación se ha hecho demasiado tarde: "La fumigación tiene que hacerse antes de que llegue julio, el mes de la cucaracha", comenta un vecino de Puntales.

Según aparece en el Portal de Transparencia del Ayuntamiento de Cádiz, el 15 de junio era el día previsto por la Delegación Municipal de Salud del Ayuntamiento de Cádiz para iniciar las labores de desinsectación desde Cortadura hacia intramuros pero hasta el cinco de julio la fumigación no ha llegado a Puntales.

Dos fumigadores de una subcontrata del Ayuntamiento se encargan de desinsectar todo el barrio. Recorren alcantarillas una por una evitando que la plaga siga propagándose por todos los rincones del barrio. El equipo de fumigación reconoce que este año se ha hecho más tarde de la cuenta pero que es necesario esperar a que las cucarachas salgan para poder desempeñar esta labor. Mientras tanto, los vecinos de Puntales conviven con estos insectos a la espera de que la fumigación del barrio termine y puedan disfrutar de las condiciones de sanidad adecuadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios