Tribunales Cádiz

Fiscalía pide 10 años de prisión para un joven acusado de intentar matar a otro en Carnavales

  • La acusación pública sostiene que el procesado le propinó cinco puñaladas a la víctima tras salir de la carpa

  • "A mí no me importa que vayamos a matarnos, 'cabesa'"

La Audiencia de Cádiz, donde está previsto que se celebre el juicio a finales de este mes. La Audiencia de Cádiz, donde está previsto que se celebre el juicio a finales de este mes.

La Audiencia de Cádiz, donde está previsto que se celebre el juicio a finales de este mes. / Joaquín Hernández 'Kiki'

La Audiencia Provincial de Cádiz juzgará el 24 de junio a un joven de 21 años acusado de propinarle cinco puñaladas a otro joven en los Carnavales de 2019, tras salir de la carpa, en Cádiz capital. La Fiscalía lo considera responsable de un delito de intento de homicidio y solicita para él 10 años de prisión

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, los hechos se produjeron después de que en la madrugada del 28 de febrero de 2019, acusado y víctima coincidieran en la carpa de Carnaval. Ambos eran conocidos y, en principio, no habían tenido ningún incidente previo.

No obstante, como consecuencia de "ciertos comentarios" que llegaron a oídos de la víctima, una vez que el acusado había abandonado la carpa, contactaron vía Whatsapp con intención de quedar y aclarar el malentendido.

Así, el procesado citó en la puerta de su casa a la víctima, donde llegó acompañado de su ex pareja y unos amigos. Tras se requerido mediante el móvil para que bajara, "se negó de manera reiterada", aunque "finalmente, sobre las 9:00 horas, aceptó reunirse" con la víctima remitiéndole el siguiente mensaje: "A mí no me importa que vayamos a matarnos, 'cabesa', me parece justo una vida por la otra".

El encausado, antes de abandonar su domicilio, se armó con un cuchillo de 25 centímetros de hoja oculto en su pantalón. Una vez abajo, los dos jóvenes se enzarzaron en una pelea y, "de manera sorpresiva", el acusado asestó hasta cinco cuchilladas a la víctima, que abandonó el lugar al percartarse de la gravedad de las heridas para acudir al Hospital Puerta del Mar en Cádiz, donde fue operado de urgencia para la conservación de su vida. Por su parte, el procesado se dirigió al centro de la ciudad abandonando el arma por el camino.

Por todo ello, la Fiscalía pide diez años de prisión por un delito de tentativa de homicidio, así como una indemnización de 9.000 euros por las lesiones y secuelas ocasionadas al perjudicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios