Manuel Guimerá. autor de Los Picaos'.

"La falseta, como preludio, ayuda a que se conozca nuestro tango"

  • El coro de Guimerá cumplirá en 2015 catorce carnavales desde que irrumpiera con su desenfadado estilo en 2001 con 'Muerte al Gordo'

-¿Qué podemos revelar de 'Los picaos'?

-No puedo adelantar nada, como es lógico. Sí puedo decir que hemos mejorado el grupo sustancialmente con las nuevas incorporaciones. Ha entrado gente joven y veterana que canta muy bien. Y cuesta trabajo con tantos coros como salen, pero hemos conseguido que los fichajes sean de garantías. Seguimos con Pepe Olivera en letra acompañado por dos paisanos suyos de Arcos: Juan Jesús Jaén y Francis Lozano. Estamos muy contentos con ellos.

-Han pasado por el coro muchos autores de letra, pero usted sigue siendo el denominador común. Sin embargo, huye de los focos. ¿Se considera ya un clásico de la modalidad?

-Digamos que no me gusta mucho ser noticia. Y sí, asumo que ya soy un clásico. Empecé en el 78 con 'Los camaleones'. Hago 23 carnavales en 2015.

-Pero, según decía en una entrevista del Diario en 2012, que ese año se hablaba, por fin, de su tango, y que los músicos del Carnaval siempre están en segundo plano.

-Lo sigo manteniendo. Por eso cuidamos mucho la falseta, para que se luzca la orquesta y se vean las cualidades de los músicos que tocan. En el repertorio, la falseta es la parte donde pueden hacerlo. En lo demás prácticamente acompañan al coro. Nos ha ido bien así y así seguiremos haciéndolo. Por algo nos han dado tres años seguidos el premio a la 'Mejón Orquesta'. Quizás la falseta ha ayudado a que se conozca más nuestro tango. Queríamos llamar la atención con la falseta como preludio y lo estamos consiguiendo. Este año también llevamos una falseta curiosa, muy al tipo.

-El estilo del coro es desenfadado, sin embargo mima el tango de una manera rotunda. ¿Eso es innegociable?

-Aunque el repertorio es de humor, siempre hemos respetado el tango con temas serios. El tango es la bandera del coro y lo que más se puntúa. Cuando el tango no llega, parece que da igual lo que cantes después.

-¿Se han planteado alguna vez sacar un coro más 'serio'?

-Aunque es cierto que los premios casi siempre van a los coros 'serios', nosotros no nos planteamos cambiar. No podemos competir haciendo lo que hacen otros. Cada coro enseña sus armas y el Concurso sería muy aburrido si todos los coros tuvieran el mismo estilo. Nunca nos preocupó que nos llamaran 'chiricoro' porque siempre llevamos por delante el humor. El Carnaval es humor, que es más difícil de hacer que los piropos o la denuncia.

- Cada año los aficionados esperan con ganas sus falsetas y sus tangos. ¿Cree que han merecido la misma atención del jurado?

-Creo que no. Sobre todo en ciertos años. Unas veces han valorado el tango y otras no. Más veces no, la verdad. Muchos compañeros de coros nos felicitan todos los años por el tango. Ahí sí notamos el reconocimiento.

-Cinco finales desde 2001. ¿Le sabe a poco?

-Me sabe a poco. Contaba con dos finales más, sobre todo con 'Los muñecos de Cádiz otra vez...', que tenían repertorio y tipo para una final, y 'El show de los men-brillos'.

-¿Tanto les condicionó en 2014 el tipo de mono con 'Los trataratabuelos'?

-Mucho. En el teatro y en la calle. En el Falla estábamos más preocupados porque no se nos resbalara la prótesis de la cara. Por el escenario volaban los pelos del disfraz, que se metían en la boca y los ojos. Y el calor estuvo a punto de cobrarse más de una lipotimia.

-¿Qué encuentra en el Carnaval un profesor de Lenguaje Musical y de Historia de la Guitarra Flamenca de Acompañamiento en el Conservatorio de Danza, que además fue director del Conservatorio de Jerez?

-Encuentro que hay tangos que son en realidad canciones a ritmo de tango. Y eso me duele. A nivel personal el Carnaval me permite exponer lo que compongo, es la forma de expresarme musicalmente. Me encantan los ensayos, el contacto con la gente, dar forma a lo que se compone. Es un trabajo entretenido. Y sí, me lo paso 'bomba' en los ensayos. El ambiente es genial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios