Cádiz

"No existe un texto constitucional que sea más romántico que el del Doce"

  • El concejal madrileño nacido en Venezuela y abanderado de los derechos de los homosexuales recuerda en Cádiz todos los bicentenarios de Iberoamérica como una apuesta histórica por la justicia social

Comentarios 21

Pedro Zerolo (Caracas, 1962) acaba de estrechar decenas de manos en el recorrido que le separa del estrado de la sede del PSOE local, donde ha ofrecido una conferencia dentro de las Jornadas de Cooperación y Convivencia, hasta la pequeña sala donde se celebra la entrevista. Es un político mediático que llegó desde las asociaciones homosexuales al equipo de trabajo de José Luis Rodríguez Zapatero. Es concejal por Madrid y secretario de Políticas Sociales del PSOE.

-Es usted el Harvey Milk español.

-No me desagrada la comparación, pero espero no acabar como él. Observando algunos personajes que rodearon al líder político de los homosexuales de San Francisco descubrí que era un calco a lo que había sucedido en España.

-¿Ha avanzado hasta donde usted soñaba cuando empezó en los movimientos homosexuales?

-Nos hemos convertido en el primer país del mundo en derechos. Gracias a la valentía de Zapatero estamos a la vanguardia y somos un referente para el mundo y, sobre todo, para América Latina. En 200 años nunca habíamos sido un referente positivo; ahora lo somos.

-Usted nació en Venezuela...

-Sí, soy hijo de emigrantes. Mis padres, no hace tanto tiempo, fueron perseguidos por ser socialistas.

-Lo digo porque también va a estar de bicentenario.

-Naturalmente, hay muchos bicentenarios.

-¿Sigue el de Cádiz?

-Cádiz es la ciudad que más me recuerda a Iberoamérica y aquí se redactó la más romántica de las constituciones. Ponía como obligación a los gobiernos hacer felices a los ciudadanos.

-Hacer felices a los ciudadanos. Es bonito, pero no sé...

-Una forma de hacer feliz a un pueblo es reconocer los derechos de sus ciudadanos, de todos los ciudadanos, sin distinción alguna.

-En eso estarán de acuerdo todos.

-Es algo que la derecha no ha consentido. El PP está en contra de esos principios.

-¿El PP está en contra de que la gente sea feliz?

-Digo que todo avance planteado en esto años de democracia ha sido recurrido. El PP ha recurrido el matrimonio entre personas del mismo sexo, ha salido a la calle de la mano de los obispos más integristas en contra de la investigación con células madre y de todo aquello que significara progreso. Si fuera por ellos, viviríamos en un país diferente del que quieren los ciudadanos.

-Volviendo al Doce, ¿qué celebra Iberoamérica?

-Las independencias de los países de América Latina, que tienen el espíritu de la Constitución del Doce, es una apuesta histórica por la justicia social, el estado del bienestar, erradicar el analfabetismo...

-Cuando escucha la palabra 'bolivariano' en la boca de Hugo Chávez, ¿qué piensa?

-En Chávez, Correa, Lugo, Morales, Michelet, Lula... una América Latina dispuesta a estar en la vanguardia en lo social, en lo cultural, en la prosperidad económica.

-Insisto: ¿No rechina el nombre de Bolívar en boca de Chávez?

-Existe en Venezuela una apuesta por lo social y por lo público.

-No sé si piensan así todos los venezolanos.

-Los que han nacido en Venezuela conocen su realidad y tendrán cada uno su opinión.

-¿Y cuando escucha teorías pseudocientíficas tan estrafalarias como las de Evo Morales sobre la homosexualidad, que la achaca a los transgénicos?

-Cuando hay pronunciamientos xenófobos y homófobos en la Unión Europea no escucho los mismos juicios de valor que cuando un mandatario de América Latina realiza una manifestación de la del tipo de Morales. Yo presenté una queja ante la embajada de Bolivia por esas palabras y se me contestó que existía un contexto y que Bolivia tenía un compromiso de igualdad en el que se reafirmaba.

-¿Qué cree que se recordará de la era Zapatero?

-El gran paso dado en la igualdad efectiva entre hombres y mujeres. El cerco al machismo. Reconocer de una sola vez la dignidad de los hombres y las mujeres homosexuales.

-Y se recordará la gran crisis.

-La mayor crisis mundial en ochenta años. Ante esto, 180 medidas y el cambio del modelo neoliberal, que sigue defendiendo el PP y que nos ha llevado a este desastre, por un modelo sostenible. Afortunadamente, ya vemos datos que llaman a la esperanza: incremento de exportaciones, crecimiento de la venta de automóviles y, sobre todo, aumento de autónomos, algo que se materializará en el empleo en los próximos meses.

-Estamos en la provincia de Cádiz, con la mayor tasa de desempleo del país. La gente ya ha oído demasiadas veces que se ve la luz al final del túnel.

-Aquí también se tiene que saber que el Gobierno no está dando un solo paso atrás en cohesión social y en cobertura para los damnificados por esta crisis. Hay un plan de austeridad que no significa dejar de invertir en lo público.

-Como político, ¿qué piensa cuando en las encuestas los españoles observan a los políticos como un problema?

-Me preocupa y me rebelo. Es una desafección por la que se juzga que todos los políticos son iguales. Son mensajes que vienen siempre del mismo lado, muy peligrosos. Este país ha cambiado gracias a la política. Todos tenemos una pulsión política, todos somos políticos. Condenar la política es condenar la democracia. Condenar las manifestaciones, y me refiero a la últimas que se han producido por el caso Garzón, también es condenar la democracia. Una democracia silente no es democracia y cualquier poder del Estado es susceptible de ser criticado por los ciudadanos.

-Perdone que regrese a lo de los matrimonios... El español medio no se escandaliza por los matrimonios entre homosexuales, pero detecto cierta sorna con los bautizos civiles.

-No son bautismos civiles, sino ceremonias de bienvenida a la ciudadanía con tradición en muchos países. Acercan a las instituciones. Tenemos un déficit de celebración civil. Que los hijos reciban su condición de ciudadanos no creo que tenga ningún motivo de risa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios