Cádiz

Un estudio asegura que el sitio de Cádiz fue el más largo junto al de Leningrado

  • Manuel Moreno Alonso aborda este asunto en su libro 'La verdadera historia del asedio napoleónico de Cádiz. 1810-1812'

El asedio napoleónico de Cádiz fue el más largo de la edad contemporánea, junto al sufrido por Leningrado en la II Guerra Mundial, y la ciudad andaluza vivió una batalla "tan dramática como Austerlitz o Waterloo", ha asegurado el profesor de la Universidad de Sevilla Manuel Moreno Alonso. Especialista en el exilio liberal y el periodo napoleónico y biógrafo de José Bonaparte, Moreno Alonso ha publicado La verdadera historia del asedio napoleónico de Cádiz. 1810-1812 (Sílex), con motivo del bicentenario del sitio.

En este volumen de mil páginas explica cómo la Guerra de la Independencia se ganó porque Cádiz no se rindió, cómo la de Cádiz fue la única batalla perdida por Napoleón en España, junto a Bailén, y cómo esta resistencia permitió promulgar la Constitución de 1812 y liquidar el Antiguo Régimen.

El profesor ha destacado de su libro el capítulo de un centenar de páginas en las que trata de explicar por qué al cerco de Cádiz no se le ha concedido la importancia histórica que tiene y "cómo se fue diluyendo" desde el mismo final de la Guerra de la Independencia por razones políticas del momento.

Los treinta meses que duró el asedio no sirvieron para mitificarlo, como sucedió, según Moreno Alonso, con las ciudades de Girona y Zaragoza. "Como Cádiz no sucumbió ni fue una ciudad mártir, no recibió los laureles de la gloria", afirma.

Tampoco trascendió que Cádiz, con más de 175.000 habitantes, muchos de ellos refugiados, superara la población que en ese momento tenían Madrid o Barcelona, ni que esa población se implicara en la defensa, lo que, según el historiador, "alentó la idea de pueblo" que, en la Constitución de 1812, se llamaría "nación de ciudadanos".

El sitio de Cádiz "condicionó toda la guerra entre 1810 y 1812", y sin esta resistencia "no sólo la guerra hubiera tenido un desenlace diferente, sino también el destino de la nación", según el historiador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios